Entrada destacada

MOLOTOV, DIVISION MINÚSCULA, DLD E INSPECTOR ESTARÁN PRESENTES EN EL FESTIVAL CITY 2022.

  Vive en día lleno de Rock en Querétaro, en la primera edición del Festival City 2022. One Shot Producciones presenta la primera...

domingo, 26 de febrero de 2017

Banco de México: La Balanza de Pagos en 20161



 En 2016, la reserva internacional bruta del Banco de México mostró un aumento de
428 millones de dólares.
2 Así, al cierre de diciembre el saldo de esta reserva se ubicó en
178,025 millones de dólares. El incremento de la reserva internacional bruta fue
resultado de la combinación de un déficit en la cuenta corriente por 27,858 millones de
dólares; un superávit en la cuenta financiera por 35,873 millones de dólares; un flujo
negativo en el renglón de errores y omisiones por 8,150 millones de dólares; y un cambio
positivo por valoración de dicha reserva por 564 millones de dólares.
3
 Durante 2016, la economía mexicana enfrentó un entorno externo complejo que fue
deteriorándose a lo largo del año. En particular, prevaleció un ambiente de elevada
volatilidad como consecuencia, entre otros factores, de la incertidumbre relacionada con
el proceso de normalización de la postura monetaria en Estados Unidos, así como, hacia
finales del año, por el proceso electoral llevado a cabo en dicho país y su desenlace. No
obstante lo anterior, la actividad económica mundial presentó una recuperación en el
segundo semestre de 2016. De esta manera, la incipiente reactivación de la demanda
global y la depreciación del tipo de cambio real contribuyeron a que las exportaciones
manufactureras de México se recuperaran durante la segunda mitad de 2016, después
de la tendencia negativa que mostraron durante 2015 y principios de 2016. Del mismo
modo, las exportaciones petroleras mostraron una tendencia positiva prácticamente
durante todo 2016, si bien continuaron ubicándose en niveles bajos, a la vez que las
importaciones petroleras también presentaron una trayectoria creciente. Como
resultado de lo anterior, en 2016 el déficit de la balanza comercial total se redujo
respecto a 2015, reflejo de un ajuste significativo en el déficit de la balanza comercial no
petrolera, toda vez que la balanza comercial petrolera continuó deteriorándose. Dicho
comportamiento condujo, junto con el mayor dinamismo de los ingresos por remesas y
por viajeros internacionales, a que se registrara una corrección en el déficit de la cuenta
corriente en 2016 con relación al año previo.
 No obstante el entorno de elevada volatilidad de los mercados financieros
internacionales, en la segunda mitad de 2016 se observó una recuperación del saldo del
ahorro financiero de no residentes en títulos gubernamentales, si bien esta no fue
suficiente para revertir las caídas registradas en el primer semestre del año. A pesar de
las condiciones de financiamiento en moneda extranjera más astringentes, durante 2016
tanto el sector público, como el sector privado, continuaron captando recursos a través
de la cuenta financiera.
 En 2016 en su conjunto, la cuenta corriente de la balanza de pagos registró un déficit de
27,858 millones de dólares. Dicho saldo se originó de déficits en la balanza de bienes y
servicios por 20,911 millones de dólares y en la de renta por 33,598 millones de dólares,
y de un superávit en la balanza de transferencias por 26,650 millones de dólares.
 El déficit que mostró la balanza de bienes y servicios fue reflejo de saldos negativos de
13,082 millones de dólares en la balanza de bienes y de 7,828 millones de dólares en la
balanza de servicios. A su vez, el saldo de la balanza de bienes se derivó de un déficit de
13,135 millones de dólares en la balanza de mercancías y de un superávit de 52 millones
de dólares en la de bienes adquiridos en puertos por medios de transporte.
 El déficit de 13,135 millones de dólares que presentó la balanza de mercancías en 2016
fue menor al de 14,609 millones de dólares que se reportó para 2015. Lo anterior fue
resultado de la combinación de una disminución en el déficit de la balanza de productos
no petroleros, el cual pasó de 4,495 millones de dólares en 2015 a 312 millones de
dólares en 2016, y de un incremento en el déficit de la balanza de productos petroleros,
que pasó de 10,115 millones de dólares a 12,823 millones de dólares, en la misma
comparación.
 El valor de las exportaciones de mercancías en 2016 sumó 373,930 millones de dólares,
cifra que representó un retroceso anual de 1.8 por ciento. Por su parte, las importaciones
de mercancías en ese año ascendieron a 387,064 millones de dólares, lo cual implicó una
reducción anual de 2.1 por ciento.
 La balanza de servicios exhibió en 2016 un déficit de 7,828 millones de dólares, el cual
se originó de ingresos por 24,097 millones de dólares (crecimiento anual de 5.3 por
ciento) y de egresos por 31,926 millones de dólares (disminución anual de 0.4 por
ciento). En particular, se observó un superávit en la cuenta de viajeros internacionales
de 9,344 millones de dólares, resultado de ingresos por 19,571 millones de dólares
(expansión anual de 10.4 por ciento) y de egresos por 10,227 millones de dólares (avance
anual de 1.3 por ciento).
 En 2016, la balanza de renta presentó un saldo deficitario de 33,598 millones de dólares,
el cual se derivó de ingresos por 6,798 millones de dólares (contracción anual de 14.1
por ciento) y de egresos por 40,396 millones de dólares (caída anual de 3.5 por ciento).
En ese año, el pago neto por intereses al exterior resultó de 23,243 millones de dólares,
monto 0.6 por ciento inferior al registrado en 2015.
 Por su parte, la balanza de transferencias exhibió un superávit de 26,650 millones de
dólares en 2016, el cual fue resultado de ingresos por 27,380 millones de dólares y de
egresos por 730 millones de dólares. A su interior, los ingresos por remesas sumaron
26,970 millones de dólares (incremento anual de 8.8 por ciento), en tanto que los egresos
por remesas alcanzaron 654 millones de dólares (contracción anual de
19.3 por ciento).
La Balanza de Pagos en 2016 3
 La cuenta financiera de la balanza de pagos en 2016 mostró un superávit de
35,873 millones de dólares. Dicho saldo se originó de ingresos netos por 27,526 millones
de dólares en la cuenta de inversión directa (de los cuales 26,739 millones de dólares
corresponden a inversión extranjera directa captada por México y 787 millones de
dólares a una reducción de la inversión directa en el exterior de residentes en México);
de una entrada neta de 30,709 millones de dólares en la cuenta de inversión de cartera;
y de una salida neta por 22,362 millones de dólares en la cuenta de otra inversión.
*****
La cuenta corriente de la balanza de pagos presentó un saldo negativo de 27,858 millones de
dólares en 2016, monto que se derivó de la combinación de déficits en la balanza de bienes y
servicios por 20,911 millones de dólares y en la de renta por 33,598 millones de dólares, y de
un superávit en la balanza de transferencias por 26,650 millones de dólares.

El déficit de la balanza de bienes y servicios de 20,911 millones de dólares que se registró en
2016 fue resultado de saldos negativos de 13,082 millones de dólares en la balanza de bienes
y de 7,828 millones de dólares en la de servicios. Al interior de la balanza de bienes, se observó
un saldo negativo de 13,135 millones de dólares en la balanza de mercancías y un superávit de
52 millones de dólares en la correspondiente a bienes adquiridos en puertos por medios de
transporte. En particular, el déficit de la balanza de mercancías en 2016 se originó de
exportaciones por 373,930 millones de dólares y de importaciones por 387,064 millones de
dólares.
En 2016, las exportaciones mostraron una contracción anual de 1.8 por ciento, la cual se derivó
de caídas de 19.1 por ciento en las exportaciones petroleras y de 0.6 por ciento en las no
petroleras. A su vez, la disminución de las exportaciones no petroleras reflejó retrocesos de
1.0 por ciento en las correspondientes a productos de la industria automotriz y de
0.4 por ciento en las del resto de productos no petroleros. En ese año, las exportaciones no
petroleras dirigidas al mercado estadounidense se redujeron 0.5 por ciento a tasa anual,
mientras que las canalizadas a otros mercados lo hicieron en 1.1 por ciento. Por su parte, la
caída anual observada en las exportaciones petroleras fue resultado de contracciones de 16.3
por ciento en las exportaciones de petróleo crudo y de 30.2 por ciento en las de otros
productos petroleros. En particular, el retroceso anual en las exportaciones de petróleo crudo
se originó de la combinación de una disminución en el precio del petróleo exportado y de un
incremento en la plataforma de exportación de petróleo crudo. En efecto, el precio promedio
de la mezcla mexicana de crudo de exportación pasó de 43.29 dólares por barril en 2015 a
35.45 dólares por barril en 2016, en tanto que el volumen de crudo exportado pasó de 1.172
millones de barriles diarios a 1.195 millones de barriles diarios, en la misma comparación.
Por su parte, las importaciones de mercancías en 2016 exhibieron una reducción anual de
2.1 por ciento (1.8 por ciento en el caso de las de bienes no petroleros), la cual se derivó de
caídas de 7.7 por ciento en las importaciones de bienes de consumo (6.6 por ciento en las de
bienes de consumo no petroleros), de 0.8 por ciento en las de bienes de uso intermedio (0.7
por ciento en las de bienes de uso intermedio no petroleros) y de 3.8 por ciento en las de
bienes de capital.
En 2016, el déficit de la balanza de servicios fue de 7,828 millones de dólares. Dicho saldo fue
resultado de ingresos por 24,097 millones de dólares y de egresos por 31,926 millones de
dólares. Al interior de esta balanza, la cuenta de viajeros internacionales mostró un superávit
de 9,344 millones de dólares, derivado de ingresos por 19,571 millones de dólares (aumento
anual de 10.4 por ciento) y de egresos por 10,227 millones de dólares (crecimiento de 1.3 por
ciento a tasa anual). Cabe destacar que la suma del resto de los renglones que integran la
balanza de servicios arrojó en 2016 un déficit de 17,172 millones de dólares, reflejo, en buena
medida, de los gastos asociados al intercambio de mercancías con el exterior, principalmente
fletes y seguros.
Durante 2016, la balanza de renta presentó un déficit de 33,598 millones de dólares, el cual se
originó de ingresos por 6,798 millones de dólares y de egresos por
40,396 millones de dólares. En particular, el pago neto por intereses al exterior sumó
23,243 millones de dólares. Los demás renglones que integran esta balanza registraron en su
conjunto un saldo deficitario de 10,355 millones de dólares. Destacan dentro de estos últimos
los egresos por concepto de utilidades remitidas y reinvertidas de las empresas que tienen
participación extranjera en su capital y que ascendieron a 14,428 millones de dólares, de los
cuales 8,244 millones de dólares se reinvirtieron en el país. Cabe recordar que las utilidades
reinvertidas se contabilizan en la cuenta corriente como una erogación por renta y en la cuenta
financiera como un ingreso por concepto de inversión extranjera directa.

La balanza de transferencias exhibió en 2016 un superávit de 26,650 millones de dólares, como
resultado de ingresos por 27,380 millones de dólares y de egresos por 730 millones de dólares.
A su interior, los ingresos por remesas sumaron 26,970 millones de dólares (expansión anual
de 8.8 por ciento) y los egresos por remesas alcanzaron 654 millones de dólares (contracción
anual de 19.3 por ciento). Cabe señalar que los ingresos por remesas se originaron de
91.5 millones de transferencias, con un valor promedio por remesa de 295 dólares, mientras
que los egresos resultaron de 1.5 millones transacciones, con una remesa promedio de 423
dólares.
La cuenta financiera de la balanza de pagos mostró en 2016 un superávit de 35,873 millones
de dólares. Este resultado se derivó de la combinación de entradas netas por 27,526 millones
de dólares en la cuenta de inversión directa y por 30,709 millones de dólares en la cuenta de
inversión de cartera, y de una salida neta por 22,362 millones de dólares en la cuenta de otra
inversión.

En particular, la economía mexicana captó en el periodo que se reporta un monto de inversión
extranjera directa de 26,739 millones de dólares, en tanto que la inversión directa en el
exterior de residentes en México se redujo en 787 millones de dólares. Con estos resultados,
el saldo neto de la cuenta de inversión directa resultó de 27,526 millones de dólares. El flujo
de inversión extranjera directa que ingresó al país se integró por 10,100 millones de dólares
de nuevas inversiones, 8,244 millones de dólares de utilidades reinvertidas y 8,395 millones de
dólares de pasivos netos de las empresas con sus matrices en el exterior (cuentas entre
compañías). Durante 2016, los principales sectores receptores de estos recursos fueron el de
manufacturas (61.3 por ciento), el de servicios financieros (9.6 por ciento) y el de transporte
(5.9 por ciento). Por país de origen, el flujo de inversión extranjera directa provino principalmente de Estados Unidos de América (38.9 por ciento), España (10.7 por ciento),
Alemania (9.0 por ciento), Israel (7.5 por ciento) y Canadá (6.3 por ciento).

En 2016, la cuenta de inversión de cartera registró una entrada neta de 30,709 millones de
dólares. Esta cifra se derivó de la colocación neta en el exterior de valores emitidos por el
sector público por 22,902 millones de dólares, de entradas de recursos en el mercado
accionario y de dinero del sector privado por 9,518 millones de dólares, así como de salidas de
recursos en el mercado de dinero del sector público por 1,477 millones de dólares y por valores
emitidos en el exterior del sector privado por 2,296 millones de dólares, y por una disminución
neta de valores extranjeros por parte de residentes en México por 2,062 millones de dólares.
Por su parte, la cuenta de otra inversión mostró una salida neta de recursos por
22,362 millones de dólares durante 2016. Dicha cifra se originó de una reducción de los
créditos netos del sector público por 2,591 millones de dólares, de un aumento en los créditos
netos del sector privado por 4,667 millones de dólares, así como de una expansión de los
depósitos en el exterior propiedad de residentes en México por 24,438 millones de dólares.
En resumen, los principales aspectos que caracterizaron la evolución de la balanza de pagos en
2016 fueron los siguientes: un déficit de la cuenta corriente de 27,858 millones de dólares; una
entrada neta de recursos en la cuenta financiera de 35,873 millones de dólares; un flujo
negativo de 8,150 millones de dólares en el renglón de errores y omisiones; un aumento de la
reserva internacional bruta del Banco de México por 428 millones de dólares y un incremento
por valoración de dicha reserva por 564 millones de dólares. Con esto último, el saldo de la
reserva internacional bruta se ubicó al cierre de diciembre pasado en 178,025 millones de
dólares.

(1El presente comunicado de la balanza de pagos, al igual que ha ocurrido con los comunicados de periodos previos, incorpora revisiones de cifras de algunos renglones de dicha balanza. Tales ajustes se originan por el proceso continuo de incorporación de información
adicional a las estadísticas. Las principales revisiones se efectuaron en los renglones de inversión directa, de los pasivos del sector
privado no bancario y de utilidades. Asimismo, el saldo del renglón de errores y omisiones de 2016 que se reporta en este comunicado
puede llegar a revisarse en publicaciones futuras de la balanza de pagos, a medida que se disponga de mayor información acerca de
diversos componentes de dicha balanza, como pueden ser las variaciones en el monto de los depósitos de mexicanos en el exterior y
los flujos de inversión extranjera directa al país, entre otros conceptos sujetos a revisión posterior.
2 Semanalmente el Banco de México reporta el saldo de la reserva internacional neta, el cual al cierre de diciembre de 2016 alcanzó
176,542 millones de dólares. En contraste, siguiendo los lineamientos del Manual de Balanza de Pagos del Fondo Monetario
Internacional, en la estadística de la balanza de pagos descrita en este comunicado se reporta la variación y el saldo de la reserva
internacional bruta, la cual, a diferencia de la reserva internacional neta, sí incluye los pasivos de corto plazo del Banco de México.
3La suma de los componentes que integran la estadística de la balanza de pagos que se presenta en este comunicado puede no coincidir
con los totales debido al redondeo de las cifras.)
+++


No hay comentarios:

Publicar un comentario