El mejor Mezcal

jueves, 18 de agosto de 2022

VERSIÓN ESTENOGRÁFICA DEL MENSAJE DEL SECRETARIO DE SEGURIDAD CIUDADANA, LICENCIADO OMAR GARCÍA HARFUCH, DURANTE LA CONFERENCIA DE PRENSA DE ACCIONES Y RESULTADOS EN MATERIA DE PREVENCIÓN Y COMBATE A LOS DELITOS DE FRAUDE Y EXTORSIÓN

 Muy buenos días,

 

Como lo instruyó la Jefa de Gobierno, el día de ayer, en cuatro alcaldías distintas, efectivos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana y de la Fiscalía General de Justicia, realizaron cateos en 12 domicilios relacionados con delitos de fraude y extorsión cometidos en agravio de ciudadanos que descargaron aplicaciones financieras, que ya hizo referencia la doctora, conocidas comúnmente como “Montadeudas”.

 

Como resultado de las labores de investigación y de gabinete, se ubicaron los domicilios de empresas vinculadas con las aplicaciones de préstamos, que funcionan como “Call Center”. En dichas empresas, se emplea a personas para efectuar llamadas telefónicas y mensajes de cobranza, quienes para solicitar el pago a los supuestos deudores, recurren a métodos de intimidación, agresión psicológica y amenazas, que van desde las llamadas y mensajes constantes, hasta la difamación en redes sociales, es decir, no solo amedrentaban a la víctima, si no también a los contactos de la víctima que bajaba la aplicación y permitía compartir su información telefónica.

 

Es importante destacar que estos Call Center, aun cuando están ubicados en la Ciudad de México, algunos eran coordinados también en China y operaban en diversos estados de la República, entre los que destacan Estado de México, Sinaloa, Puebla, Jalisco, Baja California, Nuevo León particularmente Monterrey, Hidalgo y Querétaro, así como en Colombia.

 

Derivado de las funciones de monitoreo y también patrullaje virtual de la Policía Cibernética de la Policía de la Ciudad de México, desde el año 2021 se detectaron a diversas empresas que, por medio de plataformas, ofertan créditos en línea a través de aplicaciones para móviles, para teléfonos móviles; los datos personales de los solicitantes se revisan con rapidez para ofrecer una respuesta inmediata.

 

Los préstamos no tienen garantía alguna y las empresas cambian de nombre e identidad gráfica en forma constante, debido a que no están legalmente constituidas, generando con ello confusión en los usuarios, porque después de un tiempo, no es posible localizar la misma aplicación que utilizaron.

 

A través de este tipo de aplicaciones que se descargan en teléfonos celulares, los préstamos o créditos se ofertan prácticamente sin requisitos y carecen de registro o control alguno, lo que resulta muy atractivo en el primer momento para solicitar el préstamo, pero después, pues pasan las consecuencias que leímos previamente.

 

Al tener acceso a esta aplicación, la persona que pide el préstamo ya tiene y comparte el acceso a su agenda de contactos, contraseñas, ubicación, contenidos y sobre todo galerías de imágenes, lo que después son usadas para extorsionarlos.

 

Los presuntos delincuentes se apoderan de estos datos sumamente sensibles, y a partir de ahí, se dedican a extorsionar tanto a las víctimas como a sus contactos, exigiéndoles pagos por los supuestos préstamos proporcionados, y los intereses se van incrementando sin previo aviso, hasta volverse impagables. Los defraudadores o extorsionadores realizan amenazas vía telefónica, mediante mensajes de WhatsApp o en algunos casos, difundiendo fotografías de las víctimas en redes sociales, acompañadas de agresiones y señalamientos de delitos como si los hubieran cometido las víctimas, difamándolos entre sus contactos.

 

En otros casos, también se detectó que las víctimas solo descargaron la aplicación, pero nunca solicitaron el préstamo o nunca recibieron la transferencia de dinero, sin embargo, otorgaron permisos para acceder a su información personal.

 

Como parte de las labores para contrarrestar este tipo de actos delincuenciales, la Policía Cibernética de la Ciudad de México ha atendido aproximadamente 15 mil reportes por el uso de este tipo de aplicaciones, brindando asesoría y acompañamiento a los ciudadanos afectados para realizar la denuncia correspondiente ante el Ministerio Público. En estos reportes, se identificó que a las víctimas les enviaron imágenes y videos intimidantes para exigirles el pago de los préstamos.

 

En septiembre de 2021, la Secretaría de Seguridad Ciudadana presentó una noticia criminal ante la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México, a la que se integraron los reportes recabados y un listado de alrededor de 80 aplicaciones detectadas hasta esa fecha, incluyendo una cantidad importante de números telefónicos de los que provienen las llamadas de extorsión, así como los números de cuenta para el pago de los préstamos. En este año, se han elaborado al menos cinco noticias criminales más asociadas a este tipo de aplicaciones.

 

Con el objeto de combatir las extorsiones de esta naturaleza, el día de ayer, por instrucciones de la Jefa de Gobierno, en coordinación con la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México, desplegamos un operativo para dar cumplimiento a órdenes de cateo en diferentes inmuebles de la Ciudad de México, identificados como instalaciones de las empresas vinculadas con las aplicaciones de préstamos y que funcionan como “Call Center”, algunas de ellas, Flamingo Cash, Águila Desierto México, OKrédito, Kampala, José Cash y Listo Buy.

 

Inicialmente se llevó a cabo de manera simultánea el cateo de 4 inmuebles en las alcaldías Cuauhtémoc y Benito Juárez y posteriormente, se realizaron cateos en otros ocho domicilios, uno de ellos también en la alcaldía Benito Juárez y los demás en las alcaldías Coyoacán e Iztapalapa.

 

Tras dichas acciones operativas, se encontraron a más de 900 personas laborando en los cuatro Call Centers y derivado de las entrevistas iniciales se pudo establecer que estas empresas realizan los préstamos a través de aplicaciones tales como “collector”, lo que les permite administrar todas las cuentas que son asignadas a cada uno de los ejecutivos; de igual manera, fue posible conocer que para su operación, generalmente se dividen en tres áreas: reclutamiento, cobranza ordinaria y cobranza con un alto grado de agresión e intimidación, esta última referida como el área “S0”, mismos que también ya tenemos acciones en contra de estos delincuentes.

 

Estas áreas eran las encargadas de efectuar el recordatorio de pago a sus  clientes, notificando que deben hacerlo lo más pronto posible, valiéndose  para ello de cualquier método intimidatorio.

 

Estas acciones dieron como resultado la detención de cinco presuntos responsables de origen asiático con residencia en el país, y la desactivación de más de 90 aplicaciones de este tipo. De igual forma, se logró el aseguramiento de más de 700 equipos telefónicos, más de 15 mil chips de diversas telefonías, mismos que eran usados para extorsión; más de 400 equipos de cómputo, ocho juegos de placas con engomado aparentemente apócrifo, dinero en efectivo en moneda nacional y extranjera; así como una cantidad importante de diversa documentación, entre ella, sobres con leyendas de instituciones bancarias, credenciales y un libro de registro, mismo que está ya integrado en la carpeta de investigación.

 

Todo esto fue puesto a disposición de la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México.

 

También, de manera adicional, el día de ayer personal de la Fiscalía General de Justicia por medio de la Policía de Investigación, también ejecutó una orden de cateo en la alcaldía Benito Juárez, en un inmueble localizado en la colonia Actipan, mismo que la Fiscalía informó el día de ayer, donde encontraron más de 200 personas laborando en otro Call Center, de las cuales 19 personas fueron presentadas al Ministerio Público.

 

Quedo a sus órdenes para cualquier pregunta.

 

 

---oo00oo---

No hay comentarios:

Publicar un comentario