Citibanamex: Foro Valparaíso; emprendimiento, innovación y cultura. Compromiso con México.

jueves, 29 de agosto de 2019

Fuentes Energéticas de Alta Producción y Participación

 
Ing. Manuel Frias Alcaraz *
 Energía Volcánica. Proyectos Popocatépetl y Fuego de Colima.

Los Proyectos Volcánicos Popocatépetl, Puebla-México y Fuego de Colima, Jalisco-Colima, están conceptuados, planificados y elaborados para aprovechar el valioso, estratégico e inacabable calor-vapor endógeno en generar electricidad, producir alimentos en invernaderos hidropónicos y crear múltiples empleos útiles y productivos. Cada proyecto se integrará con tres competitivos campos geotérmicos para instalar varias centrales de vapor. 

Trascender del peligro-amenaza que implica hoy la continua actividad de estos volcanes, permitirá visualizar y comprender la inapreciable riqueza energética que significa tan constante efervescencia geotérmica. Al extraer y canalizar una proporción factible de su vasto potencial endógeno, además de ahorrar enormes cantidades de hidrocarburos que consumen las industrias eléctrica (CFE) y petrolera (Pemex) en la generación de electricidad y refinación del petróleo, México aportará los procesos para utilizar una sui generis y valiosa fuente energética.

Con baterías de pozos inclinados-dirigidos hacia la caldera-chimenea volcánica, el flujo de vapor de agua a muy altas temperaturas y presiones, es más que suficiente para abastecer a centrales eléctricas conformadas con potentes grupos turbogeneradores de 500 Megawatts (MW) a 750 MW... Por lo que los modernos métodos constructivos y equipos de alta tecnología -nacionales e internacionales-, hacen de la perforación de los pozos inclinados, la esencia de los Proyectos Volcánicos Popocatépetl y Fuego de Colima.

De visualizarse así, la suficiencia de vapor hace atractivo instalar una gran capacidad eléctrica. Por ejemplo por cada 1000 MW se generarían 7440 Gigawatts∙hora anuales (similar a la producción de la CNE Laguna Verde, Veracruz o bien de las CT Tula, Hidalgo o Manzanillo, Colima, sólo que con un recurso renovable, gratuito, inagotable y sin condicionar su operación a contingencias climáticas como ocurre con las energías eólica y solar). Esta potencia permitiría substituir 12.40 millones de barriles de combustóleo, 1715 millones de metros cúbicos de gas natural o 3.72 millones de toneladas de carbón -todos estos combustibles son de creciente importación-, aunado a aportar abundante y económica electricidad a los sistemas interconectados central y occidental. De modo que la potencia de las centrales eléctricas asociadas a los proyectos volcánicos aumentaría entre 500 a 1000 MW.

Al evaluar con visión y objetividad la relación beneficio-costo-riesgo en términos energéticos -no monetarios- se comprenderá el importante y favorable impacto de la energía volcánica-geotérmica en la economía como consecuencia de ahorrar-desplazar ingentes recursos no-renovables. Por lo que, el Gobierno de la República ofrecerá a los inversionistas facilidades y estímulos fiscales para expandir la planta industrial-empresarial-comercial, al contarse en las regiones central y occidental de México con suficiente energía eléctrica a bajo costo.

De prevalecer las políticas energéticas y emergentes vigentes, dichos volcanes continuarán consumiendo y evaporando grandes volúmenes de agua freática y ser considerados un peligro, si no se transforman y aprovechan con creatividad e ingenio tan estratégicos yacimientos volcánicos. Al quedar coordinados con el Proyecto de País México Tercer Milenio -en particular con los proyectos Chauzingo-Amacuzac-Valle de México (ChAVM) y los propuestos para la ZMCG (Itzícuaro, Acatic y San Cristóbal)), resolverán simultáneamente la creciente demanda de agua y energía en tan dinámicas zonas metropolitanas. Los PVs Popocatépetl y Fuego de Colima son centrales energéticas de vanguardia, viables, de alta producción y participación, únicas en su clase; que por sus fundamentos, funciones y aportaciones serán un redituable negocio para México. Por sus avanzados conceptos, instaurarán los criterios y las directrices para obtener idénticos beneficios en los 130 volcanes activos de la Tierra

Energía Cinética. Frentes Hidro-Cinéticos (FHC).

Al contribuir a satisfacer la creciente demanda mundial de electricidad mediante la energía hidro-cinética, los progresivos consumos de combustibles fósiles que ahora se destinan para generar energía eléctrica se reducirán progresivamente. Su consecución requiere aprovechar las partes medias y bajas de caudalosos ríos, que por sus características físicas -cauces anchurosos, planicies extensas de inundación, vegetación densa, ingentes volúmenes de sedimentos, ausencia de estribaciones montañosas- no es posible construir obras hidroeléctricas tradicionales: presas, formación de lagos artificiales, centrales de generación… El criterio por prevalecer en los 225 sitios fluviales y 55 estrechos marinos básicos seleccionados para instalar modernos y productivos FHC consiste:

1.       Que los sistemas fluviales tengan abundante caudal y variaciones moderadas de niveles y escurrimientos. En los FHC sugeridos en el mar este requisito no es relevante, pero se requiere que en algunos sitios los grupos turbogeneradores submarinos queden bien protegidos contra contingencias naturales (ciclones, tsunamis…).
2.       Profundidad entre 30 y 90 metros, tanto en los grandes ríos como en el mar, a fin de facilitar la construcción y optimizar el funcionamiento. En los ríos intermedios y en aquellos sugeridos como modelos naturales para evaluar los beneficios y las ventajas de la energía hidro-cinética, la profundidad  mínima sería de 10 a 15 m.
3.       Debido a que la mayoría de los FHC estarían en áreas con intenso tráfico fluvial-marítimo, es imprescindible que no interfieran la navegación. Al quedar en las partes centrales de ríos y estrechos marinos -zonas de cuatro a siete km de longitud y su extensión en función del número de líneas paralelas de producción-, los ductos de acceso, ventilación y salida de cables conductores equivaldrían a una señalizada vialidad terrestre.
Significa, los FHC fluviales y marinos de alta generación de electricidad aprovecharán convenientemente las ventajas y características técnicas de los 30 grandes ríos del planeta como Amazonas, Orinoco, Congo, Mekong, Ganges, Yang Tzé Kiang (en México en el sistema Grijalva-Usumacinta, Coatzacoalcos, Papaloapan, Panuco) y estrechos marinos: Golfo de California, Fundy, Magallanes, Dardanelos… Los potentes equipos turbogeneradores submarinos por diseñarse y construirse con procesos científico-industriales innovadores, permitirían transformar la interminable energía cinética en continuas corrientes submarinas de electricidad. Las estructuras tubulares que conducirían los caudales de diseño a las múltiples líneas de producción, además de cumplir con estrictos criterios y lineamientos para abastecer el volumen requerido, garantizarán una operación correcta, productiva y eficiente
Las limpias e inacabables energías Volcánica e Hidro-Cinética, por su valiosa producción, ahorro de hidrocarburos e  índices técnicos-económicos cercanos al máximo, adquirirán un sitio sobresaliente en el futuro mundial, tanto para contribuir a satisfacer la demanda de energía como cumplir con las políticas ambientales.
* Autor del Proyecto de País México Tercer Milenio
© Documentos, planos, programas y figuras de México Tercer Milenio (nacionales e internacionales) están registrados y protegidos ante Derecho de Autor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario