Huawei presenta en México la serie HUAWEI Mate 20

sábado, 3 de noviembre de 2018

MUESTRA PEDRO MARTÍNEZ OSORIO FORMAS DEL TZOMPANTLI A TRAVÉS DE SUS ESCULTURAS



• Exhibe esta exposición el mestizaje de la muerte, abierta al público hasta el 2 de diciembre en el Museo Arqueológico de Valle de Bravo.
• Deleita “Entre sones y boleros” a los asistentes al Jardín Central con su propuesta musical.

Valle de Bravo, Estado de México, 30 de octubre de 2018. El escultor Pedro Martínez Osorio compartió con el público asistente a la inauguración de la muestra de su obra escultórica que él, desde niño, comenzó a moldear el material y jugar con los procesos creativos, sin saber que llegaría a ser un escultor.

Fue así como descubrió que tenía talento y que hacer esculturas era una forma de expresión que le permitía llegar a más personas, por lo que invitó a las y los estudiantes a irse descubriendo, a despertar sus inquietudes en el arte para logar materializar sueños y profesionalizar sus ideas creativas.

También explicó que el nombre de la exposición “Fiesta de Día de Muertos”, se debe a que la tradición de Día de Muertos es para él una fiesta que llena de colores, aromas y sabores los hogares de las y los mexicanos. “Celebrar la vida y su referencia de la muerte”, dijo.

En la exposición podrán encontrar obras como “Calavera ojos de agua”, “Columna de las calaveras de las nueve lunas”, “Calavera ojos de túnel”, “Macuana ceremonial”, “Mictlán, lugar donde habitan los muertos”, así como Tzompantlis en diversas formas, horizontales, verticales, algunos que simulan movimiento, otros cuyos cráneos parecen invitar a adentrarse al mundo de los ritos de la muerte, todas hechas en acero, rocas ígneas y piedra volcánica con incrustaciones de turquesa.

“Las piezas son productos de investigación, de trabajo, de indagar sobre la muerte en los tiempos prehispánicos, luego enfrentarse al material y crear el proceso de composición”, resaltó.

Estas piezas estarán disponibles para que el público visite la exposición hasta el 2 de diciembre en el Museo Arqueológico de Valle de Bravo.

Después del deleite artístico, se llevó a cabo en el Jardín Central el concierto “Entre sones y boleros”, los cuales nacen de un proyecto de la Muestra Regional de Música de la Zona Centro y, quienes, además de convertir la soleada tarde en una atmósfera romántica, deleitaron con su talento y compartieron piezas propias de su tierra natal, Hidalgo.

El compromiso de este ensamble es rescatar y difundir la música folclórica latinoamericana popular y la del estado de Hidalgo, incluyendo en su repertorio géneros como el son cubano, danzón, los sones jarochos, temas rancheros, vals, boleros y más.

Sigue las actividades del Festival de las Almas en nuestras redes sociales oficiales Facebook, Twitter e Instagram como culturaedomex.

No hay comentarios:

Publicar un comentario