Robo, asalto y extorsión contra comerciantes

martes, 13 de noviembre de 2018

La Reconciliación Nacional pasa por la Defensoría del Pueblo en la Cuarta Transformación: Alfredo Rojas Díaz Durán



  • Se debe reconfigurar la CNDH en el espacio que se le ha negado a los gobernados por décadas.
  • AMLO debe impulsar la creación de la Defensoría del Pueblo, la que debe contar con áreas de la Memoria, la Verdad, Fiscalización y Gestión.
  • La Defensoría del Pueblo debe ser autónoma  y sus decisiones vinculantes.

En concordancia con la cuarta transformación que propone el presidente electo Andrés Manuel López Obrador, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) debe transformarse a fin de dar luz a la Defensoría del Pueblo, así lo afirmó Alfredo Rojas Díaz Durán.

“Para alcanzar los mejores estándares democráticos y erradicar los rasgos autoritarios del Estado se requiere que se reconfigure la CNDH en el espacio que se le ha negado a los gobernados, el de tener el derecho de un espacio de defensa ciudadana, otorgándole la autonomía y las facultades suficientes para hacer respetar los derechos ciudadanos y se reparen los daños ocasionados ante una diversidad de violaciones”, dijo.

Para el especialista en la materia y reconocido activista a nivel internacional por las Misiones de Paz que ha realizado a nivel mundial, es crucial que en la cuarta transformación el presidente Andrés Manuel Lopez Obrador impulse —con el nuevo enfoque y ante la difícil situación que padece el país producto de gobiernos erráticos y sanguinarios— la creación de la Defensoría del Pueblo, la cual podrá tener bajo su jurisdicción como ente autónomo las áreas de la Memoria, la Verdad, Fiscalización y Gestión.

Rojas Díaz Durán explicó que los integrante del Congreso de la Unión deben modificar el marco legal y dar paso a la Defensoría del Pueblo, organismo que adaptará sus funciones a la compleja realidad que hoy vive el país en esta materia, así como legislar crímenes de lesa humanidad, de guerra, perseguir a productores y distribuidores de armas de fuero que distribuyen sus artefactos al crimen organizado, su trabajo en ambas Cámaras es indispensable para acabar con el flagelo que ha paralizado a todo el país, la violencia incontrolable.

Alfredo Rojas aplaudió la reciente propuesta que presentó el senador Alejandro González Yañez, a nombre del Partido del Trabajo, para finiquitar la figura de “Comisión Nacional” y pasar a una verdadera Defensoría del Pueblo “que sea autónoma  y que sus decisiones sean vinculatorias. Así como desaparecer a los titulares estatales, que han servido como ombuds-brothers. La cuarta Transformación pasa por la transformación de este organismo simulador para garantizar los derechos plenos a los gobernados y fortalecer la esencia democrática del Estado”, señaló.

Argumentó que durante estos años las comisiones de los Derechos Humanos en cada entidad del país han estado sujetas a las necesidades de cada gobernador en turno y lejos del interés ciudadano, incluso, en la capital del país —que se dice la capital de los derechos—, se simuló un proceso en donde la recién electa titular del organismo era inelegible y sin pasar por la universidad firma como “doctora”, y quien se niega a demostrar los certificados de los estudios que afirmó tener. “Los gobernados no podemos esperar nada de un defensor del pueblo que es un usurpador, mentiroso, corrupto y sin escrúpulos”.

Además, denunció que diez de los doce aspirantes a presidir este organismo eran inelegibles debido a que en ese momento fungían como funcionarios públicos, sin embargo, el gobernador en turno actuó en consecuencia para que quedara su aspirante predilecto y a modo, su ombus-brother, “ocasionando un grave daño a los derechos humanos de los capitalinos y cercenando sus derechos de legítima defensa institucional”.

Sin dejar de trabajar un momento ahora Alfredo Rojas construye un gran “Frente contra la Violencia de Género” y habiendo sido nominado para ser distinguido con el Premio Nobel, Alfredo explicó que el legado de la CNDH es en números rojos ya que fue omiso para controlar el autoritarismo que se fue forjando y las omisiones para que en complicidad o por omisión sigan creciendo un sin número de violaciones a las garantías individuales como “desplazamiento forzoso, explotación, trata, prostitución, esclavitud de grupos  o poblaciones enteras que son sometidos bajo empresas sin escrúpulos, o bajo la dirección del crimen organizado tolerado en algunos casos por la autoridad”.

"El Estado autoritario que hemos padecido ha cometido abusos básicos como la detención arbitraria, tortura, mutilación, o ha participado junto con grupos del crimen organizado cometiendo, omitiendo o en complicidad, secuestros, desplazamientos forzosos, persecución política, fabricación de delitos o criminalización de la lucha social; trata, esclavitud, homicidios selectivos, generalizados o sistemáticos, y claro, miles de desapariciones forzadas”, y todo esto debemos erradicarlo a través de la Defensoría del Pueblo, ya que es el único escudo institucional para transitar en la resolución de este tipo de conflictos.

Por este motivo, Alfredo Rojas Díaz Durán instó al presidente electo Andrés Manuel López Obrador, y a los integrantes del Congreso de la Unión a recuperar la paz del país a través de la reconstrucción del ente que defienda el interés público, como lo será la Defensoría del Pueblo y se aprueben las legislación que inhiban el empoderamiento del crimen organizado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario