Huawei presenta en México la serie HUAWEI Mate 20

viernes, 9 de noviembre de 2018

El Directorio Ejecutivo del FMI concluyó la Consulta del Artículo IV con México correspondiente a 2018



Este texto se provee para la conveniencia del lector. Sin embargo, es posible que existan algunas discrepancias debido a que se trata de una traducción al español del documento original. La versión en inglés es la única oficial.1

El 5 de noviembre de 2018, el Directorio Ejecutivo del Fondo Monetario Internacional concluyó la Consulta del Artículo IV con México.2
La economía mexicana ha seguido mostrando resiliencia ante un entorno complejo. La actividad económica ha crecido a un ritmo moderado, mientras que la inflación disminuyó, aunque esta última aún permanece por arriba del objetivo del Banco Central. El tipo de cambio flexible continúa siendo un amortiguador clave para enfrentar choques. La consolidación fiscal prosigue conforme a lo esperado, la política monetaria ha mantenido una postura restrictiva, y la supervisión y la regulación financiera permanecen sólidas.
Se espera que el crecimiento se acelere moderadamente en el corto plazo, para llegar a 2.1 por ciento en 2018 y 2.3 por ciento en 2019. El consumo privado sigue siendo el principal motor de la actividad económica, apoyado por las exportaciones manufactureras. La inversión privada ha mostrado cierto fortalecimiento en los últimos trimestres; sin embargo, continúa restringida por la incertidumbre, incluyendo hasta hace poco, la relacionada con el futuro de las relaciones comerciales de México con Estados Unidos. La inflación general anual ha disminuido notablemente en el último año; no obstante, recientemente, dicho indicador registró un incremento acelerado, como resultado del alza en los energéticos, alcanzando 5 por ciento en septiembre. Por su parte, la inflación subyacente se ha vuelto a ubicar dentro del intervalo de variabilidad del Banco Central.
Las autoridades continuaron sujetándose al plan de consolidación fiscal y restringieron aún más su postura de política monetaria. Se espera cumplir con el objetivo de 2.5 por ciento del PIB para los Requerimientos Financieros del Sector Público de 2018. Se anticipa que el desempeño mejor a lo esperado que ha mostrado la recaudación de ingresos, en parte debido a las mejoras en el cumplimiento de las obligaciones fiscales, se compense, en términos generales, con gastos no programables mayores a los presupuestados. Se espera que la razón de deuda pública a PIB continúe disminuyendo, de 54.3 por ciento en 2017 a alrededor de 53 por ciento del PIB, apoyada en un superávit primario de 1.3 por ciento del PIB. El Banco Central restringió aún más su postura de política monetaria, aumentando el objetivo para la Tasa de Interés Interbancaria a un día en tres ocasiones entre diciembre de 2017 y junio de 2018, de 7 a 7.75 por ciento, en un entorno de sorpresas inflacionarias alcistas y un entorno externo e interno caracterizado por incertidumbre.
La posición externa de México se mantiene ampliamente consistente con los fundamentos de mediano plazo así como con un marco de políticas deseables. Se prevé que el déficit de la cuenta corriente se mantenga sin cambios respecto al año pasado y se amplíe ligeramente en el mediano plazo. De acuerdo con varios indicadores, el nivel de reservas internacionales es adecuado, mientras que la Línea de Crédito Flexible continúa siendo un complemento efectivo para mitigar los riesgos. Sin embargo, la fuerte presencia de inversionistas extranjeros deja a México expuesto a un mayor riesgo asociado a una reversión de los flujos de capital y a primas de riesgo más elevadas.


Evaluación del Directorio Ejecutivo3
Los Directores Ejecutivos estuvieron de acuerdo con el contenido general de la evaluación del personal técnico. Señalaron que la solidez tanto de las políticas como del marco de política en México, junto con importantes reformas estructurales, han apuntalado la resiliencia de la economía mexicana ante un entorno externo complejo. Señalaron que la posición externa de México se mantiene fuerte y valoraron positivamente la conclusión del nuevo acuerdo comercial con Canadá y Estados Unidos. Los Directores opinaron que, hacia adelante, el entorno económico global representa un desafío y subrayaron la necesidad de continuar aplicando un sólido manejo económico y perseverar en la agenda de reformas estructurales para impulsar el crecimiento, mejorar los niveles de vida, así como reducir la pobreza y la desigualdad.
Los Directores reconocieron a las autoridades mexicanas por adherirse a su plan de consolidación fiscal y valoraron positivamente el compromiso con la disciplina fiscal y con colocar la razón de deuda pública a PIB en una trayectoria descendente. Señalaron que el actual esquema fiscal se fortalecería con la creación de un consejo fiscal apartidista, adecuadamente financiado y con un mandato formal que le permita evaluar de manera independiente la política fiscal, lo cual sumaría credibilidad a los planes de la nueva administración. Los Directores destacaron la necesidad de fortalecer la recaudación de ingresos no petroleros y advirtieron sobre no introducir exenciones fiscales ni tasas reducidas, ya que podrían crear distorsiones y erosionar la base impositiva. Consideraron que existe margen para aumentar los ingresos provenientes del impuesto al valor agregado (IVA) así como de impuestos al consumo de combustibles y fortalecer la administración tributaria. Los Directores igualmente recomendaron restringir el gasto corriente y mejorar la eficiencia del gasto para crear espacio para la muy necesitada inversión en infraestructura y para otras prioridades. Subrayaron que fortalecer la situación financiera de Pemex es un requisito necesario para contemplar nuevas inversiones en materia de refinación.
Los Directores consideraron apropiada la postura de política monetaria actual. Hacia adelante, alentaron al Banco de México a permanecer prudente, vigilante y a actuar con base en el desempeño de los indicadores económicos. La tasa de referencia podría reducirse gradualmente una vez que la inflación se encuentre firmemente en una trayectoria descendente, las expectativas de inflación permanezcan bien ancladas y la incertidumbre disminuya. Los Directores reconocieron el esfuerzo del Banco Central en mejorar su estrategia de comunicación. Enfatizaron que el tipo de cambio flexible debe seguir fungiendo como amortiguador clave para la economía mexicana.
Los Directores señalaron que el sector financiero se mantiene resiliente y apoyaron continuar con una estrecha vigilancia del mismo. Reconocieron favorablemente los esfuerzos de las autoridades para aumentar la profundización e inclusión financiera y para regular la industria Fintech, que está evolucionando rápidamente. Los Directores señalaron el papel positivo del crédito de la banca de desarrollo para promover la inclusión financiera. Alentaron a las autoridades a cerrar las brechas aún presentes en el marco regulatorio para mejorar la efectividad de la supervisión, y a fortalecer el marco de resolución y gestión de crisis. Mejorar aún más el marco contra el lavado de dinero y el financiamiento al terrorismo continúa siendo una prioridad.
Los Directores destacaron la necesidad de revigorizar la agenda de reformas estructurales para impulsar el crecimiento y reducir la pobreza y la desigualdad. Instaron a las autoridades a instrumentar plenamente el Sistema Nacional Anticorrupción. Los Directores solicitaron continuar con la reforma energética y la participación privada en los sectores de petróleo y gas para atraer las inversiones necesarias e impulsar la producción y el crecimiento. Señalaron que una mejor aplicación de las regulaciones del mercado laboral, la introducción de un seguro de desempleo, mejoras en el sistema de pensiones de contribución definida y el fortalecimiento de la red de seguridad social podrían fomentar el empleo formal y ayudar a reducir los niveles de pobreza y desigualdad.
2 Conforme al Artículo IV de su Convenio Constitutivo, el FMI mantiene conversaciones bilaterales con sus miembros, generalmente cada año. Un equipo de funcionarios del FMI visita el país, recaba información económica y financiera, y analiza junto con las autoridades del país la evolución y las políticas en materia económica. Una vez finalizada la visita, los funcionarios elaboran un informe que sirve de base para el análisis del Directorio Ejecutivo.
3 Al concluir las deliberaciones, el Director Gerente, como Presidente del Directorio, resume las opiniones de los Directores Ejecutivos y las comunica a las autoridades del país. Para una explicación de las expresiones utilizadas en las exposiciones sumarias, ver: http://www.imf.org/external/spanish/np/sec/misc/qualifierss.htm

No hay comentarios:

Publicar un comentario