Huawei presenta en México la serie HUAWEI Mate 20

viernes, 19 de octubre de 2018

Construmac y John Deere, unión que combate el rezago de la obra pública en México


Expertos afirman que el nuevo sexenio abrirá con un hándicap en contra de recursos limitados para operar la demanda en infraestructura del país.
Ciudad de México, 4 de octubre de 2018 – Construmac,empresa mexicana de venta y renta de equipo especializado, refacciones y servicio para el sector de infraestructura, auspició de la mano de la internacional John Deere el panel “Retos y Oportunidades de Crecimiento En El Futuro de México”, que tuvo lugar en las instalaciones del Hotel Four Seasons Reforma de la Ciudad de México.
Entre las destacadas personalidades del sector infraestructura se encontraban presentes Manuel Escobar, Director de Infraestructura y Construcción de Construmac y Mark Germain, Director de Desarrollo de Canal para la División Forestal y Construcción de John Deere. Durante este breve evento, se trataron temas de interés relacionados con la industria de la infraestructura, en donde ambas personalidades coincidieron como tópico principal en afirmar que, gracias al nuevo acuerdo entre Estados Unidos, Canadá y México (USMCA), México se vio sin duda beneficiado en varios aspectos que redundarán en un mejor posicionamiento y desarrollo de la zona.
Alejandro Varés, VP de Infraestructura y Gobierno de Cemex, comentó que durante el sexenio que termina el país se mantuvo en un 5% de crecimiento en el sector infraestructura, aunque positiva es la cifra no es suficiente para contrarestar el factor de crecimiento demográfico que el país sigue experimentando desde hace ya varias décadas por lo que el nuevo sexenio debe forzar este índice hasta un 6% del PIB, lo que ofrecería una perspectiva más realista y sana como lo mencionó Héctor Ovalle, Presidente de COCONAL.
Explicó Germain que John Deere mantiene una fuerte inversión en el país, lo que sustenta su visión de crecimiento que augura en el país para los próximos años, sin duda una perspectiva que deberá provenir en gran medida del dinero público, inversión que detonará la inversión privada en los años venideros, generando proyectos autofinanciables como ya lo son el NAIM, puertos marítimos y el sector acuícola, según afirmó Daniel Marroquín, Dir. Nac. De Promoción Bancaria de Infraestructura en BANORTE.  El considera todo un paradigma la generación de asociaciones público-privadas.
Hemos llegado a un punto de coincidencia entre los asistentes donde la estructuración de una certeza jurídica para el inversionista, con nuevas concesiones y contratos a largo plazo serán los próximos detonadores que deberá buscar si o si el nuevo gobierno”, comentó Manuel Escobar.  “Este sexenio deberá encontrar rápidamente las fórmulas y mecanismos financieros que impulsen y vuelvan realidad los fondos para la infraestructura que demanda y demandará el país, todo un reto, pero un paradigma puesto a modo para sacar adelante los años venideros”, afirmó.
Dentro del plan sexenal nacional de infraestructura la nueva administración tiene grandes desafíos, a favor tendrá un sector privado deseoso de participar con las normativas adecuadas.  “No necesitamos nuevas leyes, necesitamos que las leyes existentes se apliquen y ello lleve al respeto a cavalidad de los contratos concertados”, sentenció Ovalle.

No hay comentarios:

Publicar un comentario