Entrada destacada

Alumnos del IPN desarrollan aplicación móvil para el fortalecimiento de las lenguas indígenas mexicanas.

Ciudad de México a 17 de mayo de 2022.-  El Instituto Politécnico Nacional (IPN) se coloca nuevamente a la vanguardia en el desarrollo de la...

viernes, 29 de marzo de 2019

La posición en la que come tu bebé mejora su salud




    • Cuando los pequeños comienzan a sentarse solos buscan la independencia para ingerir alimentos sólidos

    • GRACO te enseña cuáles son los aspectos que debes cuidar en su postura para ayudarle a una correcta digestión


CDMX, marzo 2018.- Cuando el bebé llega a casa son los brazos la mejor manera de arroparlo para sus momentos de comida, sin embargo, cuando apenas comienza a sentarse y los dientes hacen su aparición, sus hábitos alimenticios reciben a los sólidos y tendremos que integrarlo poco a poco a la convivencia en la mesa. En GRACO conocemos las necesidades tanto de salud como de seguridad que enfrentarás en ese momento.

Lo primero que debes saber es que dentro de las etapas de desarrollo de los niños existe un período en el que coordinan sus manos y fuerza para llevarse los alimentos a la boca de manera independiente. En principio lo hacen por imitación a los mayores, pero también en la búsqueda de saciar sus nuevas necesidades.

Hacer que el bebé se integre a la mesa nos lleva a un nuevo reto: la higiene postural. Recordemos que el sistema digestivo está formado por el tracto con tubos y órganos huecos, así como glándulas que transforman en alimento para que sea absorbido por las células. En el proceso también participan otros órganos como el hígado o el páncreas, que segregan enzimas para lograr la digestión.

Es importante conocer cómo sucede este proceso para saber que la posición en la que comemos ayudará, o en su defecto pondrá en jaque, el trabajo del sistema digestivo.

Si los hombros y la parte superior de la espalda se redondean hacia al frente, es posible que nuestro sistema digestivo no tenga la facilidad para hacer el trabajo, por lo que surgen entonces algunos trastornos que derivan en acidez, ardor o indigestión.

Enseñar a los peques a sentarse de una manera correcta nos ahorrará episodios como cólicos o esos sustos de cuando se atragantan, esto sin tomar en cuenta que en pleno desarrollo físico, debemos evitarles daños en cuello y espalda.

Lo correcto es que los niños se sienten a la mesa en un postura recta, apoyados en su respaldo. Es por ello que GRACO creó la SILLA DE COMER TABLE FIT, que tiene 8 posiciones ajustables de altura, lo que permite integrar al niño a la mesa familiar, sin poner en riesgo su postura.

Para evitar que el peque se encorve al tomar sus alimentos, tanto el respaldo como la charola se mueve en tres posiciones, sin dejar de lado el soporte para su cabeza. Otro punto crucial son los pies, ya que muchas veces las sillas altas para los niños dejan que estos cuelguen, cuando lo recomendado para una correcta digestión es que, tanto adultos como menores, nos sentemos a la mesa en una silla que nos permita tener los pies bien apoyados. Para ello, la SILLA DE COMER TABLE FIT tiene un descansa pies ajustable, que acompaña a tu hijo conforme crezca.

La comodidad es algo que tomamos en cuenta en cuanto a las coberturas y cobijamiento de las sillas, esto debido a que se deben sentir libres para no forzar posturas nocivas. Les recomendamos que en las sillas de comer no agreguen almohadas o cojines mullidos. Busca que tu peque esté siempre al fondo de la silla y no en la orilla, justamente para que tenga más seguridad en su postura, como si se tratara de formar un ángulo de 90 grados.

La barra debe ir a una distancia que le permite separar sus brazos, sin alzarlos para tomar los alimentos, y la barra de reposapiés lo suficientemente abajo para alinear las rodillas a la cadera.

Los peques deben experimentar con nuevos alimentos, así que bien sabemos que los accidentes van a ocurrir porque su momento de la comida puede considerase un festival de sabores, colores y formas. ¡No te estreses! Las charolas de GRACO se pueden limpiar en el lavaplatos, las partes de tela se pueden llevar a la lavadora y puedes disfrutar tu propia comida a su lado, mientras se mantiene protegido con un arnés de 3 a 5 puntos.

¡Ahora sí, es momento de verlos crecer! Su momento de placer en la comida está en nuestras manos. ¡Buen provecho!

No hay comentarios:

Publicar un comentario