El mejor Mezcal

miércoles, 21 de septiembre de 2022

Boletín de Prensa IMEF/ septiembre 2022

 

Mensajes Principales

• El cierre del 2022 se perfila como un periodo de elevada inquietud y volatilidad en los mercados financieros internacionales, ya que ocurrirán definiciones en distintos frentes que determinarán el desempeño de la economía.

• En el tema más relevante para la coyuntura, la evolución de la inflación será el principal determinante del grado de dureza que tendrán que aplicar los bancos centrales en su política monetaria. Hasta el momento, la inflación ha seguido presentando sorpresas al alza, destacando el reciente resultado de agosto en Estados Unidos, con un fuerte repunte en su componente subyacente, lo que aumenta la presión para que la Reserva Federal continúe, o incluso acelere, su ciclo de alza en sus tasas de interés.
 
• Los mercados financieros globales se han mostrado especialmente sensibles a la inflación y sus repercusiones en la política de los bancos centrales, ya que las señales que arrojan otros indicadores, aunque son mixtas, dejan ver la posibilidad de una recesión en la economía de Estados Unidos y otras economías desarrolladas. Hay que recordar que los niveles alcanzados por los precios de los activos financieros han respondido a un entorno de abundante liquidez, lo que está comenzando a cambiar.  Conforme se endurezcan las condiciones para obtener crédito en los mercados, aparecerán empresas con problemas para cumplir sus compromisos y esto a su vez generará tensión entre los inversionistas y en los mercados.

• Especial consideración merece la conformación de expectativas, que se han venido ajustando a un ritmo muy lento, con los mercados primero renuentes a aceptar que el ciclo monetario en el mundo cambiaría hacia posiciones menos laxas; y ahora demasiado optimistas al creer que el peor brote inflacionario en varias décadas podrá contenerse con posturas monetarias apenas restrictivas. Conforme los mercados internalicen que la política monetaria de la Reserva Federal y de otros bancos centrales tendrá que ser más restrictiva por más tiempo a lo que se preveía, muy probablemente vendrán ajustes importantes en los portafolios de inversión y en los precios de los activos.

 • En México preocupa que la política fiscal delineada en el paquete económico para 2023 contemple un relajamiento de las metas fiscales, como no se veía en muchos años, con los Requerimientos Financieros del Sector Público en el orden del 4.1% del PIB, que parten de supuestos muy optimistas en crecimiento e inflación, lo que implica una sobre estimación de los ingresos, así como una subestimación del costo financiero, que dejan un presupuesto vulnerable y propenso a sufrir ajustes importantes.

• En contraste, la necesidad imperiosa de América del Norte para reconstruir sus cadenas de suministro, especialmente para impulsar la proveeduría de semiconductores, representa una gran oportunidad para el desarrollo de nuestro país, siempre y cuando se hagan ajustes importantes a diversas políticas que impiden, por lo pronto, convertirnos en los socios comerciales de confianza que se requieren en la región.

No hay comentarios:

Publicar un comentario