lunes, 17 de mayo de 2021

Confort y tranquilidad en espacios saludables y eficientes

 


156px image

A medida que se desarrolla el 2021, es seguro decir que los espacios interiores nunca han recibido tanta atención como ahora, en particular la calidad de aire de los espacios cerrados. Inclusive, es posible que las personas que antes no habían reconocido el valor del papel de la calidad de aire interior en la industria inmobiliaria, ahora le están dando una mayor importancia.

Pero ¿por qué ahora es importante? La demanda de espacios saludables requiere una comprensión más profunda de qué es lo que hace a los ambientes interiores saludables y eficientes; y Trane®, proveedor global y líder de soluciones y servicios de confort interior, ofrece múltiples recursos para ayudar a comprenderlo.

“Existe una visión renovada por la calidad de aire interior y los beneficios que esta puede aportar”, dijo Carlos Garcia, Director General de Trane en México. “La mentalidad de que se puede arreglar rápidamente a corto plazo hasta que las cosas ‘se calmen y desaparezcan’ ha cambiado. La gente se está dando cuenta de que la calidad del aire interior se ha convertido en un elemento de importancia permanente, es fundamental para la salud de los ocupantes de los inmuebles contar con sistema de aire acondicionado“.

Un enfoque holístico para desarrollar el bienestar

La pandemia por coronavirus ha amplificado el significado y la importancia de la calidad de aire interior, así como la calidad integral de las condiciones dentro de un edificio y cómo esto afecta a los ocupantes. De acuerdo con Trane, hoy en día se espera que los propietarios de edificios, junto con los ingenieros que los apoyan, se enfoquen en tener una calidad de aire interior para buscar el bienestar de los ocupantes del edificio.

Y múltiples factores impulsan un enfoque holístico de la calidad del aire interior que gira en torno a cuatro pilares clave a considerar para tener una calidad de aire adecuada en los inmuebles:

• Diluir: asegurándose de que una gran cantidad de aire fresco del exterior diluya la acumulación de contaminantes en el interior mediante una ventilación adecuada.

• Extraer: sacar el aire es igualmente importante, especialmente el aire de cocinas y baños.

• Contener: mantener los niveles de humedad interior dentro del rango recomendado por ASHRAE maximiza la comodidad de los ocupantes y reduce el riesgo de crecimiento microbiano.

• Limpiar: reduciendo partículas, olores o microorganismos, como moho, bacterias y ciertos virus.

Se conoce que un 75% de los contagios por COVID 19 tiene lugar en espacios interiores. Un hecho que explica, como es lógico, la creciente preocupación por la adecuada calidad del aire interior. Pasamos un 90% de nuestro tiempo dentro de edificios: colegios, viviendas, oficinas, supermercados, comercios, centros de salud, etc. Por lo que es importante buscar soluciones de ventilación.

Empresas de servicios de energía (ESCO), como Trane, pueden ayudar a los dueños y operadores de edificios a ajustar la calidad del aire interior para garantizar que el aire de los inmuebles sea óptimo según los estándares recomendados, centrándose en diferentes aspectos para mejorar el entorno del edificio. Por ejemplo, se le puede recomendar que se aumente la ventilación del aire exterior y se mejore el control de la humedad (sin condensación), o bien destinar algún espacio confinado para la seguridad e higiene. Asimismo, añadir filtros, humidificadores, deshumidificadores o ventiladores para garantizar el mejor aire posible dentro de inmuebles, son otras opciones. Los humidificadores agregan la cantidad correcta de humedad al aire para ayudar a aliviar los síntomas de alergia, por ejemplo. Los filtros atrapan el polvo y otras partículas que hacen que el aire interior sea más limpio y fresco, y reducen la exposición a los desencadenantes de asma y de alergias.

Acérquese con un experto como Trane para lograr los mejores resultados en cuanto a calidad de aire.

No hay comentarios:

Publicar un comentario