viernes, 23 de octubre de 2020

Cómo pueden enfrentar las empresas una segunda ola de COVID-19



  • Las grandes y pequeñas empresas deben contemplar acciones que les permita tener continuidad de su negocio y que no sea un obstáculo como lo fue al inicio de esta crisis.


  • Planeación financiera, contar con un fondo de emergencia y el trabajo remoto, son elementos vitales para la sobrevivencia de las empresas.


Ante un aumento en los casos de contagios registrados en Europa, los gobiernos y empresas de diversas partes del mundo están preparándose para lo que podría ser una segunda ola de la pandemia.


En el caso de México, las grandes y pequeñas empresas deben contemplar acciones que les permita tener continuidad de su negocio y que no sea un obstáculo como lo fue al inicio de esta crisis.


Ante esta coyuntura la aceleradora Wortev, destaca algunos puntos centrales que las Pymes deben tomar en cuenta para el desarrollo de un plan estratégico en caso de emergencia. “Toda crisis representa una oportunidad de crecimiento y aprendizaje. Es hoy cuando las empresas y emprendedores deben revisar la proyección del negocio y verificar aquellas áreas que puedan fortalecerse para estar preparados ante los nuevos desafíos”, puntualiza Denis Yris, fundador y director general de la aceleradora.


1.- Fondo de emergencia y plan financiero: es fundamental y prioritario tomar en cuenta la planeación de ingresos y egresos, así como contar con un extra que asegure la continuidad del negocio. “Es en este momento cuando debe generarse un fondo específico para afrontar una situación de crisis. Si no se cuenta con este fondo, lo primero será eliminar los gastos no esenciales para la venta y buscar alternativas para optimizarlos”, señala Yris, director general de Wortev.

2.- Acercamiento con el área de recursos humanos: es elemental conocer y evaluar al equipo de trabajo, detectar las fortalezas de cada miembro para activar la planeación que sea efectiva y funcional para la empresa. Además, establecer acciones para cada trabajador, a fin de permitir a los directivos la proyección de las actividades futuras, quién y cómo se llevarán a cabo.

3.- Trabajo remoto: De acuerdo con el estudio realizado en el mes de abril por la consultora PwC, el 64% de los CFO del país apuesta por mejorar las condiciones y actividades remotas como medida para darle continuidad a su negocio en caso de una segunda posibilidad de crisis. Asimismo, es el momento de aprovechar al máximo la tecnología y capacitar al equipo de trabajo, mantenerlo motivado y productivo con herramientas que permiten brindar seguimiento y continuidad a los procesos.

4.- Buscar nuevos canales comerciales y promocionales: nunca hay que estancarse en el confort de un modelo de negocio, es vital continuar explorando opciones y oportunidades para nutrir el modelo de negocio que ya se tiene. El 94% de las organizaciones mexicanas confía en implementar medidas orientadas a mejorar las habilidades del futuro (PwC), por lo que buscarán invertir en herramientas que fomenten la colaboración interna o con clientes, la reducción de costos, automatización y el e-commerce, entre otras.

5.- Comunicación asertiva: si un cliente se encuentra con que la empresa que le otorga el producto o servicio no ha dejado de mantener comunicación, seguirán haciendo negocios. Si el equipo de trabajo tiene una comunicación eficaz, seguirán siendo productivos.

6.- Ciberseguridad: es un punto neurálgico en el plan de crisis. A partir de la pandemia, las aplicaciones para equipos móviles tuvieron un incremento de más del 100%, lo que significa que las empresas deben concentrar esfuerzos en un sistema eficiente de seguridad de la información. Además, es importante contemplar en este plan de emergencia, accesos seguros para el personal que se encuentra trabajando desde casa.

Aunque los efectos de la pandemia continúan y muy posiblemente sigan presentándose en formato de olas, las pequeñas empresas deben mantener su plan de contingencia latente y activo para continuar siendo el motor de la economía del país. Planeación financiera, contar con un fondo de emergencia y trabajar hombro con hombro con el equipo para llevarlos hacia la autonomía en el trabajo remoto, son elementos vitales para la sobrevivencia de las empresas.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario