Toma de Protesta de Jesús Tolentino Román Bojorquez

Toma de Protesta de Jesús Tolentino Román Bojorquez
"Conocemos los grandes retos de Chimalhuacán, por eso hemos actualizado nuestros proyectos, principalmente en materia de seguridad, educación y salud a fin de gobernar con una visión de progreso y dar continuidad a las grandes obras que la ciudadanía nos demanda”, afirmó el presidente municipal electo, Jesús Tolentino Román Bojórquez, quien rindió protesta en el cargo para el periodo 2019-2021.

martes, 25 de septiembre de 2018

DENUNCIAN QUE NUEVA NORMA OFICIAL DAÑARÁ A LA INDUSTRIA MEXICANA DE CALENTADORES SOLARES Y A MILLONES DE USUARIOS


·  La Norma Oficial Mexicana 027- ENER/SCFI-2018 entró en vigor el pasado mes de agosto.
·  La NOM 027- ENER/SCFI-2018 requiere que los productores mexicanos de calentadores solares de agua modifiquen sus productos que funcionan con baja presión de agua a modelos que funcionen exclusivamente con alta presión, con una tecnología anticuada e ineficiente para más del 70% de los hogares mexicanos y duplicando su costo al consumidor.
·  Las irregularidades aprobadas en la NOM fueron denunciadas desde 2015 por SOTECSOL
Ciudad de México, a 20 de septiembre de 2018 — El día de hoy, la asociación de productores de calentadores solares de agua de México, SOTECSOL (Sociedad de Tecnología Solar Avanzada de Tubos Evacuados), denunció que los cambios implementados en la Norma Oficial Mexicana 027- ENER/SCFI-2018 obliga a los productores y distribuidores de estos productos de energía sustentable a ofrecer e instalar calentadores con una anticuada tecnología de más de 100 años, los cuales son inadecuados para las condiciones en las que se encuentra más del 70% de los hogares de México, que no cuentan con presión de agua alta, además de duplicar los costos de su producto.
Los calentadores solares de agua han sido una solución muy práctica para millones de hogares mexicanos en todo el país, que se beneficia por la alta radiación solar presente todo el año y permite a los usuarios reducir costos de gas, electricidad e incluso el uso de leña en algunas comunidades, a la vez de reducir la emisión de CO2 y la huella de carbono para de esta forma cumplir con regulaciones internacionales vigentes y ayudar significativamente al medio ambiente.
“Estos calentadores fueron diseñados específicamente para ser utilizados por mercados como el mexicano, que cuenta con una baja presión de agua suministrada por la red hidráulica y requiere funcionar con tinacos”, destaca Gabriel Ruíz, vocero de SOTECSOL. “Las modificaciones requeridas por la NOM 027-ENER/SCFI-2018 nos sacan efectivamente del mercado, pues no podemos vender un producto que rebasa las necesidades de los hogares mexicanos al doble de precio”.
Se estima que las nuevas medidas requeridas por la nueva norma oficial mexicana afectan a más de 400 productores, comercializadores e instaladores de calentadores solares de agua de todo el país, en una industria creciente que ha instalado cerca de tres millones de calentadores en el territorio nacional y que tiene un mercado exponencial en constante crecimiento.
“La gente cada vez es más consciente de que tiene que implementar medidas sustentables ante el alto precio del gas LP y electricidad, así como los daños al medio ambiente que genera calentar el agua de forma tradicional, como leña y otros combustibles”, señala Ruíz. “Nuestros productos pueden ser utilizados tanto en ciudades como en comunidades rurales que no cuentan con un suministro regular de energéticos e incluso agua, y son una tendencia mundial de ahorro de combustible. Prácticamente todo hogar, oficina y fábrica puede instalar nuestros calentadores solares de agua para tener ahorros inmediatos, y estas nuevas regulaciones eliminan esta posibilidad”.
En reuniones entre productores, comercializadores y autoridades para definir las nuevas regulaciones a los calentadores solares, tanto las empresas asociadas en SOTECSOL como varios productores independientes manifestaron su inconformidad por los requerimientos de mayor resistencia de presión de agua, al pasar de 0.5 kilogramos de fuerza sobre centímetro cuadrado, a 4.5 kilogramos de fuerza sobre centímetro cuadrado, lo cual inmediatamente duplica los costos de producción y hace que los calentadores sean inutilizables por mas del 70% de los hogares mexicanos que no cuentan con buena presión de agua y utilizan tinaco, e incluso rebasan a la norma internacional ISO 9806:2017 que establece que

los calentadores solares de agua deben soportar una presión mínima de 1.5 veces la establecida por el fabricante, que en el caso de las casas mexicanas con tinaco no es mayor a 0.5 kilogramos de fuerza sobre centímetro cuadrado.
“Nosotros manifestamos nuestra inconformidad desde el principio, y creímos que al estar asentado en las actas oficiales de las reuniones sería tomada en cuenta”, comenta Gabriel Ruíz. “Técnicamente no tendríamos problema para cumplir con la NOM, pero nos parece injusto que se nos obligue a producir y comercializar un producto ineficiente y al doble del precio, lo cual nos saca inmediatamente del mercado”.
A pesar de señalar que las nuevas medidas requeridas por la NOM-027- ENER/SCFI-2018 afectarían a miles de empleos y millones de familias mexicanas, los requerimientos fueron cabildeados por la empresa Módulo Solar, propiedad de los hermanos Daniel y Octavio García Valladares, este último un reconocido investigador en energía sustentable por parte de la UNAM, y avalado por la Secretaría de Energía, específicamente bajo la supervisión del Director General de la Comisión Nacional para el Uso Eficiente de la Energía y Presidente del Comité Consultivo Nacional de Normalización para la Preservación y Uso Racional de los Recursos Energéticos, Odón Demófilo de Buen Rodríguez y el Director General de Normas y Presidente del Comité Consultivo Nacional de Normalización de la Secretaría de Economía, Alberto Ulises Esteban Marina.
“Nosotros queremos dar a conocer esta arbitrariedad y que sea corregida por las autoridades mexicanas. Consideramos que la nueva norma oficial afecta tanto a desarrolladores habitacionales como consumidores, y va a dañar irreversiblemente al mercado de energía solar y a las familias mexicanas, principalmente aquellas de bajos recursos en comunidades apartadas y grandes centros poblacionales, que son las principales beneficiadas por los ahorros y sustentabilidad de nuestras soluciones”, concluye Ruíz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario