Paris Hilton 2018. Conferencia de Prensa

viernes, 21 de septiembre de 2018

CITIBANAMEX : Banorte (GFNORTE) Un primer vistazo al “nuevo” Banorte, con la incorporación de Interacciones



La meta de un ROE de 20%, factible para 2020. El 26 de octubre de 2017, Banorte anunció un evento relevante al acordar comprar el 100% de Grupo Financiero Interacciones (GFI) por P$13,700 millones en efectivo y 109.7 millones de acciones de Banorte. Desde entonces, los accionistas y entidades reguladoras han aprobado las condiciones de la fusión. Asimismo, el cierre de la transacción tuvo lugar el 13 de julio, y culminó con la integración de Interacciones en Banorte. Según  la administración, la migración de la TI ya ha concluido y la integración debería quedar completada para fin de año. A pesar del nuevo capital y del crédito mercantil generado en la transacción, proyectamos que el acuerdo incrementará la utilidad en 3% en 2018 y 9% en 2019, lo cual haría que el ROE alcanzara la meta de 20% fijada para 2020. Analizamos los datos de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) correspondientes a julio, los cuales contemplan la integración de Interacciones, por lo que dispondremos de una mejor perspectiva a partir de ahora.

Captura de sinergias bastante rápida. En sus metas sobre la integración, la administración de Banorte ha mencionado una mejora de sus gastos operativos al reducir el 65% de la base de costos de Interacciones. Aunque creemos que esta cifra podría ser optimista, hay que considerar que el banco sólo mantuvo el personal de infraestructura (250 empleados de ~900) de Interacciones. Asimismo, Banorte podría lograr sinergias en los costos de financiamiento con bastante rapidez debido al hecho de que el banco podría revertir parte de sus fondos para prepagar las deudas de Interacciones. Banorte ya ha prepagado P$53,000 millones de estas deudas (aún queda una deuda de P$23,000 millones), lo cual debería mejorar el perfil de financiamiento del banco y resultar en márgenes de intereses netos más resilientes.

Limitado riesgo de calidad de activos. Creemos que una de las principales inquietudes de los inversionistas ha sido la absorción del portafolio gubernamental y, a la vez, las dudas de si el presidente electo Andrés Manuel López Obrador (AMLO) podrá cambiar la metodología de la transferencia de fondos del Gobierno federal a los estados y municipios. Creemos que los principales riesgos, aunque importantes de monitorear, deberían quedar mitigados, ya que los cambios significativos requerirán enmiendas constitucionales. La metodología actual beneficia a los bancos, ya que tienen prioridad de resolución. Como consecuencia, la exposición a estados altamente endeudados, como por ejemplo Coahuila, no debería ser un problema para Banorte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario