Paris Hilton 2018. Conferencia de Prensa

miércoles, 12 de septiembre de 2018

La Unión Nacional de Sindicatos Minero-Metalúrgicos y Metal-Mecánicos de México (UNASIM) se posiciona frente a las recientes declaraciones del senador Napoleón Gómez Urrutia.


La UNASIM exige y vigilará que se cumplan los dos laudos emitidos por la Junta Federal de
Conciliación y Arbitraje, que obligan a Napoleón Gómez Urrutia y a su sindicato a regresar los 54
millones 84 mil 470 dólares que pertenecen y deben ser repartidos entre sus legítimos dueños: los
trabajadores mineros. Nadie está por encima de la ley.
El dinero no es del sindicato que encabeza Gómez Urrutia, el dinero del fideicomiso debió ser
repartido entre los trabajadores agremiados y a ellos pertenece.
Napoleón Gómez Urrutia maneja un doble discurso. Por ejemplo:
Ha dicho que buscará la recuperación de los cuerpos sepultados en Pasta de Conchos, sin
embargo, él y su Sindicato son corresponsables de esa tragedia como lo dijo la Comisión Nacional
de Derechos Humanos en la recomendación No. 026/2006 del 17 de julio de 2006.
En dicha recomendación, la CNDH citó una opinión técnica de peritos del Colegio de Ingenieros de
Perú, los expertos Manuel Sulca Miguel y Euclides L. Bocanegra Baella, quienes concluyeron: “De
igual manera también hay corresponsabilidad de los representantes de los trabajadores (Sindicato)
por permitir que los trabajos continúen en condiciones de inseguridad y al no acudir a las
autoridades correspondientes para subsanar de inmediato las observaciones realizadas”.
El discurso populista de Gómez es aberrante, ahora viene a decir que buscará mejores ingresos
para los trabajadores, cuando fue él mismo quien instituyó en el sindicato minero la llegada de los
“outsourcing” en las industrias minera y metalúrgica. Su retórica es vacua.
Este dirigente habla de dignificar los salarios de los trabajadores, pero se le olvida que incrementó
las cuotas sindicales de 1 a 1. 5 por ciento y mermó así la economía del trabajador.
Gómez Urrutia engaña a la opinión pública y a sus propios al proclamar que siguen vigentes las
huelgas de Cananea y Sombrerete. Esas huelgas se sostuvieron para defender intereses extra
laborales, ajenos a los trabajadores. Esas minas ya están trabajando. Sus trabajadores repudian su
liderazgo. Este año, en Cananea, los trabajadores obtuvieron 400 mil pesos de utilidades.
En la UNASIM buscaremos impedir que Gómez Urrutia afecte las inversiones mineras y
metalúrgicas; estaremos vigilantes de sus vínculos con organizaciones extranjeras como los
SteelWorkers, una agrupación que sólo lo ha escuchado y ha ignorado el pedido de justicia de
miles de trabajadores mineros mexicanos.Finalmente, el liderazgo de Gómez Urrutia no es democrático. En su sindicato ha habido más de 80
modificaciones a los estatutos, entre ellas, suprimir la palabra “honestidad” en torno al requisito
de elección de un funcionario sindical y la introducción de un “Presidente nacional”, que no es otra
cosa que un afán de perpetuar el poder en una figura vitalicia.
UNASIM puntualiza: Nadie, ningún líder u organización, puede ostentarse o autonombrarse como
representante único de los mineros del país. Somos muchas las organizaciones involucradas en la
minería, la siderurgia y la metal-mecánica.
La UNASIM está integrada por el Sindicato Nacional Minero Metalúrgico FRENTE, el Sindicato
Nacional Democrático de Trabajadores, Mineros Metalúrgicos, Siderúrgicos y Conexos, la Sociedad
Cooperativa de Producción Veta de Plata SCPRLCN, el Sindicato Nacional de Trabajadores de la
Industria Minero Metalúrgica, C.T.M, el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Industria Minera,
Siderúrgica, Metalúrgica, Similares y Conexos de la República Mexicana, el Sindicato Nacional
Democrático de Trabajadores Minero, Metalúrgicos y Conexos y el Sindicato Nacional de
Trabajadores de la Exploración, Explotación y Beneficio de Minas de la República Mexicana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario