Paris Hilton 2018. Conferencia de Prensa

jueves, 13 de septiembre de 2018

Al mal tiempo… renta Trane

156px image
Cada año, nuestro país se ve afectado por los ciclones tropicales formados tanto en el Pacífico como en el Golfo de México y el mar Caribe por el lado del Atlántico. ¿Cómo será este 2018? El 15 de mayo inició la temporada de huracanes en el Pacífico y el 01 de junio en el Atlántico. En ambas cuencas terminará el 30 de noviembre, por lo que todavía habrá huracanes durante los siguientes casi tres meses.
Aunque el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) aún no ha emitido su pronóstico para esta temporada, algunas universidades y centros de investigación de Estados Unidos manejan algunas proyecciones. En el Atlántico, se espera un periodo un poco mayor al promedio histórico, con el pronóstico de 14 ciclones, de los cuales 7 podrían convertirse en huracanes y 3 o 4 de categoría mayor. Para el Pacífico Oriental no se han emitido pronósticos, pero el promedio histórico es de 15 ciclones, 8 con categoría de huracán y entre 3 o 4 de categoría mayor.
Un fenómeno de esta naturaleza puede impactar severamente no sólo en las actividades de las personas sino también en la operación de las empresas, sobre todo en ciertas industrias cuyo potencial de negocio se ubica en regiones vulnerables, como la turística; o bien, aquellas cuya continuidad de operación es crítica para el negocio y el bienestar de las comunidades, como por ejemplo, servicios hospitalarios.
Es aquí donde asegurar la continuidad del negocio se vuelve importante para que toda empresa, aún durante una contingencia, sea capaz de mantener sus operaciones y brindar servicio de calidad a sus clientes.
Sistemas HVAC, elementos críticos para el negocio
Los sistemas de ventilación, calefacción y aire acondicionado (HVAC) son uno de los elementos críticos para la continuidad de las operaciones en negocios de diversas industrias, y son también de los que sufren desperfectos a causa de estos fenómenos naturales.
¿Quiénes necesitan estar preparados ante las emergencias en sus sistemas HVAC? De acuerdo con Trane y su amplia experiencia en sistemas de aire acondicionado, servicios y soluciones, los sectores que deben estar más atentos son:
Organismos de salud, con el fin de seguir proporcionando servicios de buena calidad y ambientes seguros para sus pacientes, visitantes y miembros del personal; durante momentos críticos.
Instituciones educativas, que al administrar sus instalaciones de manera proactiva, mediante un plan de contingencia, podrían reducir la probabilidad de perder días educacionales, daños en los equipos de las aulas o impactar en la extensión del año escolar.
• Sector industrial, en el que se requiere reducir el tiempo de inactividad, la pérdida de productividad y el riesgo financiero, al contar con un plan integral vigente para los imprevistos.
Industria del turismo, donde se necesitan, ininterrumpidamente, servicios de calidad a sus clientes a través del confort ambiental en los espacios.
Haciendo frente a las contingencias
Para Trane, los sistemas HVAC son equipos muy resistentes que están diseñados para soportar todo tipo de condiciones climáticas; sin embargo, existen una serie de factores secundarios que pueden conjuntarse y provocar que disminuya el rendimiento de los equipos, o peor aún, impedir que sigan operando totalmente.
Ante un escenario generado por este tipo de contingencias, Trane recomienda una serie de pasos:
  • Estar prevenidos, ya que los administradores de edificios mejor preparados son aquellos que desarrollan un plan de contingencia integral en conjunto con un proveedor de servicios.
  • Contar con sistemas HVAC de respaldo; pues después de un huracán la limpieza es una tarea inmensa, así que un sistema adicional permite continuar las actividades cotidianas de las empresas.
  • Reparar los daños; lo cual no es algo sencillo, de manera que es recomendable contar con un proveedor experto en el mantenimiento de equipos HVAC que asegure que sabe y puede repararlo, para que vuelva a estar en buen estado y con un correcto funcionamiento.
  • Mantener al día el plan de contingencia, nunca se sabe cuándo la compañía se convertirá en víctima de un desastre natural, y un plan de recuperación ayuda a reducir los riesgos financieros.
  • Considerar la renta de HVAC, de manera que se logre mantener la continuidad de los servicios que ofrece el negocio, sin sacrificar la atención a los clientes.
Renta de HVAC, una buena alternativa
Algunos de los beneficios de la renta de equipos HVAC son:
Fácil instalación. Los equipos HVAC de uso temporal cuentan con conexiones rápidas a la red de energía, agua y otras instalaciones requeridas.
Adaptabilidad. Están diseñados para crear ambientes confortables y amigables con el medio ambiente, independientemente del tamaño, forma o ubicación geográfica de las edificaciones.
Confiabilidad. Aseguran la capacidad de hacer frente a los más complejos escenarios que requieran las operaciones del negocio.
Acceso a tecnología excepcional. Esto quiere decir que se tiene acceso a equipos modernos y de alta calidad, diseñados por profesionales de la ingeniería y a un precio competitivo.
Adecuados para un plan de contingencia. Reducen el tiempo requerido para adquirir, instalar y poner en marcha un nuevo sistema; además, reducen los tiempos de inactividad.
Indudablemente, la mejor manera de mantener el negocio funcionando con calidad y buen servicio a los clientes, es mediante un plan de contingencia que contemple el uso temporal de sistemas HVAC. Hoy, las empresas y edificios comerciales deben de contar con un aliado de confianza que los respalde en los momentos difíciles y les brinde las herramientas necesarias para no detener las operaciones.
La oferta integrada por Renta Trane, brinda una variedad de equipo para necesidades planificadas o no planificadas, ayudando a las empresas a gestionar la continuidad de sus negocios y mantener el nivel de servicio para sus clientes cuando sufran alguna contingencia o mientras realizan un cambio de equipo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario