Entrada destacada

MOLOTOV, DIVISION MINÚSCULA, DLD E INSPECTOR ESTARÁN PRESENTES EN EL FESTIVAL CITY 2022.

  Vive en día lleno de Rock en Querétaro, en la primera edición del Festival City 2022. One Shot Producciones presenta la primera...

jueves, 17 de marzo de 2022

Sucesión e institucionalización siguen siendo retos importantes en las empresas familiares para sobrevivir a la pandemia

 

En 2021 hay más empresas familiares en una segunda generación (24%), en comparación con las estadísticas mundiales (22%).

     CIFEM–BBVA presentan actualización del estudio “Nivel de progreso de las Empresas Familiares para lograr su continuidad y armonía”.

     En México, sólo 5% de las organizaciones familiares tienen un nivel adecuado de desarrollo en su gobierno corporativo.

En el contexto desafiante marcado por la persistente pandemia de Covid-19, la sucesión e institucionalización siguen siendo las grandes tareas pendientes en las empresas familiares, de acuerdo con el estudio “Nivel de progreso de las Empresas Familiares para lograr su continuidad y armonía”, cuya actualización fue presentada por el Centro de Investigación para Familias de Empresarios, CIFEM | BBVA de IPADE Business School.

El informe estadístico con datos recabados durante el 2021 muestra que la mitad de las empresas familiares que participaron en el estudio (51%) no tiene bien definidos sus procesos sucesorios, y este indicador incrementó tres puntos porcentuales respecto al año anterior. Asimismo, retrocedió la cantidad de empresas que presentan un nivel adecuado de progreso, de 7% en 2020 a 5% en 2021. Otro 44% de las organizaciones tiene temas a resolver.

No obstante, es positivo que, a pesar de las circunstancias adversas recientes, 72% de las empresas familiares reportan progreso y crecimiento en sus ventas y un 66% muestran un aumento en su patrimonio en los últimos tres años. Mientras que 40% de las familias empresarias percibe una mejora en su unidad y armonía; 34% manifiesta no tener cambios en ese aspecto y solo 25% de empresas manifiesta un deterioro.

“Un hallazgo interesante es que en 2021 hay más empresas familiares en una segunda generación, en comparación con las estadísticas mundiales: 24% de las empresas están en la segunda generación contra un 22% según los estándares mundiales. Esta situación cambia en la tercera generación y posteriores, donde se observa un 7% contra 11% de estándar mundial”, destacó Ricardo Aparicio Castillo, director del Centro de Investigación para Familias de Empresarios, CIFEM-BBVA de IPADE Business School, durante la presentación.

El estudio también revela que, respecto a sus procesos sucesorios en la dirección general, solo 5% de las organizaciones presentan un nivel adecuado de progreso. Sin embargo, la mitad (51%) tienen temas pendientes de resolver y 44% está en un riesgo serio de no subsistir debido a la acumulación de malas prácticas. Asimismo, institucionalización, profesionalización y desarrollo del buen gobierno en la empresa familiar sigue estando muy poco desarrollado, ya que es inexistente en un 66% de las empresas familiares (contra 60% en 2020), y 29% presenta áreas de oportunidad. Solo un 5% (vs. 10% en 2020) lo tiene claro y funcionando.

En ese sentido, Alfonso Bolio Arciniega, Profesor decano de las áreas de Factor Humano y Empresa-Familia de IPADE, consideró que “en las condiciones actuales, desarrollar un buen gobierno corporativo puede hacer la diferencia entre las empresas que logren subsistir y las que estén condenadas a desaparecer”.

El informe 2021 explora el reconocimiento de liderazgos dentro de las empresas, donde 97% de los líderes son miembros de la familia. No obstante, solo 23% de los liderazgos en las empresas familiares lo ejercen mujeres, “lo que indica que estamos lejos todavía de un equilibrio en estas posiciones, pero hay un avance de 5 puntos respecto a las estadísticas del 2020”, detalló Ricardo Aparicio.

Al respecto, Enrique Cornish Stanton, director de Inteligencia y Planeación Estratégica de Marketing de BBVA México, comentó que “Las empresas familiares y las pymes son el motor económico de México, en BBVA nos preocupamos por impulsarlas con los mecanismos que la banca pone a su disposición y a través del Centro de Investigación para Familias de Empresarios se conoce a la empresa familiar y sus retos, pero lo más importante es que ayuda a identificar los puntos neurálgicos en que la empresa debe de trabajar para lograr su continuidad en el tiempo”

El Estudio “Nivel de progreso de las Empresas Familiares para lograr su continuidad y armonía 2021” se realizó para conocer el estado actual que guardan en nuestro país con el cometido de orientarlas sobre los principales temas que deben abordar y resolver. Se aplicó entre el 4 de febrero y el 15 de diciembre de 2021. La muestra incluye a 835 miembros de empresas familiares: 24% es el fundador o fundadora; 27% pertenece a la primera generación; 32% a la segunda; 8% a la tercera; 2% pertenece a una cuarta generación o posteriores y 7% no es miembro de la familia. En cuanto a los sectores productivos representados en la muestra, 64% de quienes contestaron pertenecen al sector terciario; 26% al secundario y 10% al primario.

No hay comentarios:

Publicar un comentario