Entrada destacada

MOLOTOV, DIVISION MINÚSCULA, DLD E INSPECTOR ESTARÁN PRESENTES EN EL FESTIVAL CITY 2022.

  Vive en día lleno de Rock en Querétaro, en la primera edición del Festival City 2022. One Shot Producciones presenta la primera...

jueves, 24 de marzo de 2022

Sesión Plenaria e Inaugural. 85 CONVENCIÓN BANCARIA “LA BANCA INCLUYENTE EN LA ERA DIGITAL Y LOS RETOS DEL CAMBIO CLIMÁTICO”.

 

Versión estenográfica Ciudad de México, 24 de marzo de 2022

- PAOLA ROJAS: Los invitamos a todos a tomar su lugar.


Saludamos, agradecemos la presencia de los miembros del presídium.


Agradeceremos sus aplausos al final de esta presentación, por favor.


El licenciado Andrés Manuel López Obrador, presidente de los Estados Unidos Mexicanos.


El licenciado Daniel Becker Feldman, presidente de la Asociación de Bancos de México.


La senadora Olga Sánchez Cordero, presidenta del Senado de la República.


El diputado Sergio Gutiérrez Luna, presidente de la Cámara de Diputados.


El doctor Rogelio Ramírez de la O, secretario de Hacienda y Crédito Público.


Con nosotros también la maestra Victoria Rodríguez Ceja, gobernadora del Banco de México.


La licenciada Evelyn Salgado Pineda, gobernadora del estado de Guerrero.


El licenciado Adán Augusto López Hernández, secretario de Gobernación.


Licenciado Rodrigo Brand de Lara, presidente ejecutivo del Asociación de Bancos de México.


El maestro Gabriel Yorio González, subsecretario de Hacienda y Crédito Público.


El doctor Jesús de la Fuente Rodríguez, presidente de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores.


La maestra Adelina López Rodríguez, presidenta municipal de Acapulco.


El licenciado Francisco Cervantes Díaz, presidente del Consejo Coordinador Empresarial.


También el ingeniero Eduardo Osuna Osuna; el licenciado Adrián Otero Rosiles; Julio Carranza Bolívar y el licenciado Raúl Martínez-Ostos, vicepresidentes de la Asociación de Bancos de México.


El licenciado Juan Carlos Jiménez Rojas, director general de la Asociación de Bancos de México, y Aurora Guadalupe Hernández Toribio, representante de los colaboradores de la banca.


Voy a invitar, por favor, a hacer uso de la palabra para un mensaje de bienvenida a la licenciada Evelyn Salgado, gobernadora del estado de Guerrero.


- EVELYN SALGADO PINEDA: Muchas gracias.


Muy buenas tardes a todas, a todos los integrantes de la Asociación de Bancos de México, es un placer tenerlos aquí en Guerrero, que es su casa y que siempre los recibe con los brazos abiertos.


Me da muchísimo gusto saludar a nuestro presidente constitucional de los Estados Unidos Mexicanos, licenciado Andrés Manuel López Obrador. Sea usted bienvenido a Guerrero, señor presidente.


Agradecer también a todos los que integran este maravilloso presídium, a todos los que nos acompañan, a los directivos y representantes de todos y cada uno de los bancos de México y, por supuesto, a todas y todos los convencionistas.


Señoras y señores sean todas y todos bienvenidos a Guerrero. Un estado que los recibe calurosa y emotivamente.


A nuestro hermoso puerto de Acapulco, que es su casa, y la sede por excelencia de éste, que es el evento financiero más importante del país, con una agenda de relevancia nacional y con la presencia de grandes líderes financieros.


Desde hace años, el mundo se encuentra experimentando una serie de cambios importantes, por ejemplo: la innovación acelerada en prácticamente todos los rubros de la vida, con el cambio tecnológico constante.


Además, hoy tenemos una generación de seres humanos con profunda sensibilidad por su entorno, el medio ambiente, con metas y objetivos distintos a los que teníamos hace 10, 20 o 30 años.


Hoy, tenemos también en nuestro país y en muchos lados del mundo, una transformación política de fondo, que nació de una demanda legítima por gobiernos populares, con sensibilidad a las causas, sin ortodoxia, sin corrupción y, sobre todo, con el bienestar como eje rector de toda política y estrategia.


Este cambio no es menor.


Hoy, con la receta eficaz de primero los pobres, podemos aspirar a una política verdaderamente equitativa, que detone el desarrollo en nuestro país.


No puede haber crecimiento sin desarrollo; y no puede haber desarrollo sin apoyar a quien más lo necesita.


Por eso, en esta edición número 85 de esta importante Convención Bancaria, en la que se discute la inclusión financiera en la era digital y los retos del cambio climático, habremos de reflexionar con una perspectiva distinta, entendiendo el enorme impacto que la pandemia generó; pero sobre todo, en los sectores mayoritarios de la población que perdieron empleos, poder adquisitivo, así como las necesidades de las nuevas generaciones que ya no buscan soluciones rígidas en materia financiera, sino libertad económica y dinamismo para un estilo de vida cada vez menos conservador.


No quiero dejar pasar la oportunidad de reconocer el esfuerzo titánico que está haciendo el Gobierno de México que encabeza nuestro presidente Andrés Manuel López Obrador, con el otorgamiento de créditos a la palabra, la consolidación del Banco del Bienestar, la generación de infraestructura para el desarrollo, como el recién inaugurado Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles, el proyecto del Tren Maya, que viene a detonar el potencial del sur del país, la construcción y adquisición de refinerías, los apoyos a las micro, pequeñas y medianas empresas, así como la transferencia directa de los apoyos a sectores productivos que hoy son palancas de desarrollo en las comunidades más alejadas.


En este sentido, trabajando desde las localidades tenemos el reto, en primer lugar, de seguir fortaleciendo a los grandes sectores de la población que hoy son expulsados del sector financiero; en segundo lugar, consolidar el poder adquisitivo de las mayorías para llevar a cabo estrategias de reactivación de gran impacto, facilitando los trámites y los requisitos para incentivar la inclusión financiera, la creación de empresas, el cumplimiento fiscal generando confianza en las y los inversionistas, y sobre todo en nuestro pueblo, para crear un gran pacto que sea en beneficio de México.


En este sentido, quiero decirles que desde el estado de Gurrero estamos creando las condiciones necesarias de seguridad, de empleos, de infraestructura y de desarrollo para garantizar que los esfuerzos de transformación profunda en materia administrativa y política se traduzcan en beneficios reales para las familias de México y de Guerrero.


Las autoridades tenemos ese compromiso por mandato del pueblo, y con el ejemplo de nuestro Presidente acabar con la corrupción y las malas prácticas, simplificar los procesos y hacerlos accesibles para todas y para todos sin privilegios, ni influyentismo; fortalecer la política de bienestar para consolidar el poder adquisitivo y la inclusión económica; generar las condiciones de paz, de gobernabilidad, de certidumbre para que vengan las inversiones a Guerrero y a nuestro país.


Tenemos que seguir trabajando en perfecta coordinación, como hasta ahora lo hemos hecho, con la Asociación de Bancos de México, con el Gobierno de la República, con las empresas, con las organizaciones, con las instituciones reguladoras trabajando en unidad por el bienestar y el desarrollo de México.


Presidente Andrés Manuel López Obrador;


Amigas, amigos del sector financiero y económico:


La transformación de México necesita del esfuerzo de todas y de todos. No podemos aspirar a la transformación verdadera de fondo de la vida de las y los mexicanos sin el respaldo de ustedes, de los bancos, de las instituciones financieras quienes durante esta pandemia han sido un apoyo fundamental para la estabilidad económica del país, conduciéndose en todo momento con dimensión y responsabilidad social.


Sin su solidaridad y respaldo para construir una visión compartida y transversal que atienda primero a quienes más lo necesitan sin perjudicar a sus empresas, pero con la convicción de un México más justo para todas y para todos.


De corazón les digo a todas y a todos ustedes, las puertas de este maravilloso estado rico en historia, rico en cultura, rico en gastronomía, con las mejores playas, con la calidez de su gente y con tradición, siempre, siempre estarán abiertas para todas y para todos ustedes.


Muchísimas gracias y que viva Guerrero.


Gracias.


- PAOLA ROJAS: Agradecemos las palabras de la gobernadora del Estado, que da la bienvenida a esta Convención Bancaria.


Y pedimos ahora al doctor Rogelio Ramírez de la O, secretario de Hacienda y Crédito Público, que por favor nos dirija un mensaje.


- ROGELIO RAMÍREZ DE LA O: Muy buenas tardes a todas y todos.


Es un honor compartir el presídium con el presidente de México, el licenciado Andrés Manuel López Obrador; con la gobernadora del estado de Guerrero, licenciada Evelin Salgado; con la gobernadora del Banco de México, licenciada Victoria Rodríguez; y con el presidente de la Asociación de Bancos de México, el maestro Daniel Becker; así como con todos los distinguidos asistentes que están conectados de manera virtual o que nos acompañan presencialmente en esta Convención Nacional Bancaria de la Asociación de Bancos de México número 85, intitulada “Una banca incluyente en la era digital y los retos de cambio climático”.


La agenda de la conexión refleja el compromiso de la Asociación de Bancos con la reactivación económica de nuestro país y también pone énfasis en la transformación que está experimentando la banca mexicana hacia una forma más incluyente, sostenible y digital.


Felicito a la Asociación de Bancos de México por la organización y por retomar estos temas que inciden en el bienestar de los mexicanos.


Desde la Secretaría de Hacienda coincidimos plenamente en la necesidad de abordar estos temas y discutir sus implicaciones para el sector financiero y la economía real.


A dos años del inicio de la pandemia la economía de México y del mundo se está recuperando. México inicia 2022 con finanzas públicas sanas, una trayectoria sostenible de la deuda y un sistema bancario sólido y capitalizado que nos permite seguir consolidando un modelo de desarrollo económico incluyente y equitativo. 2021 fue un año complejo para la economía global y éste será también un año con retos, que se han ido conformando por las secuelas económicas del COVID.


Como todos sabemos, el mundo está viviendo el inicio de un nuevo ciclo monetario y el fin de las tasas de interés bajas. La tensión política en Europa prolongará la interrupción de algunas cadenas globales de valor y tendrá efectos sobre los precios.


Los gobiernos se presentarán ante desafíos para desarrollar estrategias que logren controlar la inflación, pero al mismo tiempo sin perder el control de la economía real y del mercado financiero.


Bajo este contexto los retos también recaen en estrategias de política pública para aumentar la productividad, sin ejercer presiones adicionales de gasto y de deuda pública en aquellos entornos que no aguantan más esta medida.


El actual contexto internacional y la localización geográfica de México han posicionado a nuestro país como uno de los más atractivos para la inversión productiva.


Aunado a esto al trabajo que ha realizado el gobierno en temas de desregulación, simplificación, reducción de costos, aumento del salario mínimo, así como en inversiones, en proyectos, que amplían la frontera del producto potencial, que incrementan la conectividad y abren acceso a encadenamientos económicos en todos los sectores productivos y a la economía nacional y a la economía global, contribuirá a que más empresas inviertan en nuestro territorio, creando mayores empleos y oportunidades para la población.


Actualmente el gobierno de México está destinando cerca de 630 mil millones de pesos para facilitar el comercio, la movilización de mercancías y la conectividad.


Todo esto a través de inversiones en cuatro líneas de tren de cerca de 2 mil kilómetros, cuatro nuevos aeropuertos, incluyendo el recién inaugurado Aeropuerto Felipe Ángeles, y más de 20 proyectos de modernización aeroportuaria; 1 mil 625 kilómetros de nuevas autopistas y modernización de 3 mil kilómetros de carreteras; dos nuevas refinerías; siete proyectos de modernización de puertos marítimos y 10 proyectos de modernización de aduanas.


Estos proyectos, además, contribuirán positivamente a incrementar la producción de nuestro país y de una de las regiones históricamente más rezagadas en México en cuanto a inversión en infraestructura, como lo es el sureste mexicano.


En esta agenda, el financiamiento es importante y el papel del sector bancario, tanto de la banca comercial como de la banca de desarrollo es primordial.


El sistema financiero emerge del COVID, con la mejor situación posible.


El índice de capitalización del sistema bancario pasó de 17.7 por ciento en 2020, que es una cifra alta, a 19.5 por ciento al cierre de 2021, muy por encima del mínimo regulatorio de 10.5 por ciento.


Se registró baja morosidad de apenas 2.05 por ciento y un incremento importante en la rentabilidad de las instituciones que pasó de 8.96 por ciento en 2020 a 14.6 por ciento en diciembre de 2021.


Así, frente a los choques que la economía mexicana ha enfrentado en estos dos últimos años, el sistema financiero ha jugado un papel clave para contener la afectación sobre la economía real y cuenta con una fortaleza y un gran potencial para contribuir a la reactivación de la economía nacional.


Sabemos que el dinamismo en el sistema financiero en el nivel de conectividad tanto digital como física, la participación creciente de las mujeres y jóvenes en el mercado laboral, la inclusión financiera y la simplificación de trámites y mejoras regulatorias, serán factores fundamentales para incrementar la productividad y consolidar un crecimiento incluyente.


Por ello, desde la Secretaría de Hacienda hemos impulsado varias iniciativas dirigidas a mitigar los efectos de la pandemia en poblaciones y comunidades vulnerables.


El año pasado se anunció una flexibilización regulatoria para reducir los requerimientos de capital en distintos tipos de cartera, la modificación a la metodología de cálculo de reservas preventivas de los créditos otorgados a mujeres.


Una reforma dirigida a personas migrantes para facilitar la apertura remota de cuentas, permitiendo la identificación con matrícula consular o pasaporte, y la simplificación del proceso de autorización de corresponsables bancarios.


Con estas y otras acciones en 2021 reafirmamos nuestro compromiso de promover un sistema financiero más profundo, incluyente y accesible sin que eso quiera decir que ya acabamos con la tarea.


En esta fase de reactivación económica estamos convencidos de que el sistema bancario continuará siendo crucial para dar un mayor impulso a la economía y promover el bienestar de todos los mexicanos.


Asimismo, me gustaría reafirmar la relevancia de la agenda de financiamiento para las medianas y pequeñas empresas, las cuales representan el 15 por ciento del valor agregado en México. En 2018 sólo el 14.6 por ciento de las microempresas contaban con financiamiento, siendo la principal razón de rechazo del crédito, la falta de historial crediticio.


Es importante que empresas que necesiten financiamiento puedan acceder a él cuando más lo necesitan, abriendo oportunidades para que aumenten su productividad, la innovación tecnológica y lograr una mayor recuperación de la economía.


Estamos convencidos que el sector Fintech de Banca Digital continuará jugando un papel fundamental a través de la tecnología y el uso más eficiente de información para dar mayor acceso al financiamiento a este sector.


Por ello, continuaremos trabajando para avanzar en los cambios regulatorios a la par de los cambios tecnológicos.


He pedido a la Comisión Nacional Bancaria y de Valores que inicie con una agenda de simplificación, regulación proporcional y reforzamiento tecnológico que permita hacer más expeditos los procesos para dinamizar el acceso al financiamiento de las empresas que lo requieren.


Además, en conjunto con la Asociación de Bancos de México y con la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, estamos revisando los últimos detalles de un programa de créditos a medianas y pequeñas empresas, que en una primera etapa canalizará 10 mil millones de pesos para promover financiamiento a dicho sector brindando dinamismo a un segmento muy importante de la economía que se vio particularmente afectado por la pandemia del COVID.


Adicionalmente estamos observando una creciente tendencia de la banca digital; por ejemplo, entre 2019 y 2021 se observó un crecimiento del 62 por ciento en cuentas digitales, la mayor parte de las instituciones está llevando a cabo una transformación o ampliación de su oferta digital para proveer más y mejores herramientas a usuarios, inclusive sin sucursales o sin infraestructura física de importancia.


Ante la innovación digital ofrecida por varias de estas entidades los bancos han acelerado su proceso de innovación, por lo que desde la Secretaría de Hacienda tenemos gran interés en liberar el potencial de la digitalización para promover una banca con mayor alcance y con mayor inclusión financiera.


Por ello se adoptarán nuevas tecnologías para simplificar y agilizar trámites, así como para adaptar los procesos de supervisión.


Las autoridades financieras nos encontramos analizando distintos aspectos del futuro digital del sector, desde lo relativo a las trayectorias tecnológicas, de las finanzas abiertas, hasta las implicaciones de la implementación de una moneda digital del Banco Central.


Confiamos en que estas nuevas disposiciones facilitarán la apertura de cuentas, ampliarán las posibilidades de pago, reducirán el costo del financiamiento y promoverán la innovación del sector.


Desde la Secretaría de Hacienda reconocemos que el futuro de la economía y del sector financiero debe incorporar un enfoque de sostenibilidad, no solo debemos ser consciente de los retos que nos plantea el cambio climático, sino también de cómo este afecta a las familias de menores recursos, además de que acentúa las brechas sociales.


Por esta razón las autoridades hemos implementado y facilitado diversas iniciativas para la construcción de un sistema financiero más incluyente, sostenible y consciente de los retos que nos plantea el cambio climático.


Entre las acciones más relevantes está la emisión de dos bonos soberanos sustentables y el establecimiento de una taxonomía sostenible para el sistema financiero mexicano.


Estas acciones permitirán fortalecer a nuestro sistema financiero, no sólo nos aseguraremos que los recursos realmente tengan un impacto directo en la sociedad, sino que blindaremos al sistema de cualquier formal de lavado verde, social o de género.


Por eso es necesario seguir trabajando en mecanismos de divulgación y reporteo y en políticas que permitan una transición hacia una economía sostenible de forma segura y ordenada.


Me gustaría subrayar que frente a todos estos retos para nuestro país y para el sector financiero, la banca será pieza fundamental que nos permitiría apuntalar la trayectoria de reactivación económica que necesitamos.

Desde la Secretaría reiteramos nuestro objetivo de avanzar hacia una banca más profunda, accesible, digital y sostenible. Y estamos dispuestos a trabajar más de cerca con todos los bancos, pero sobre todo con aquellos que tienen más interés y vocación en empresas medianas y pequeñas, en cadenas productivas que nos interesan, como las de proveedores, para reemplazar planta industrial, que se movería de Asia a nuestro país.


Enhorabuena y deseo que todos y todas tengamos una Convención Bancaria productiva, que nos permita establecer una hoja de trabajo para seguir consolidando al sector bancario mexicano.


Muchas gracias y buenas tardes a todos ustedes.


- PAOLA ROJAS: Muchísimas gracias al doctor Rogelio Ramírez de la O por este mensaje.


Pedimos ahora al licenciado Daniel Becker Feldman, presidente de la Asociación de Bancos de México que nos comparta unas palabras, por favor.


- DANIEL BECKER FELDMAN: Muy buenas tardes.


Presidente constitucional de los Estados Unidos Mexicanos; Presidenta del Senado de la República; Presidente de la Cámara de Diputados; secretario de Hacienda y Crédito Público, Gobernadora del Banco de México; Secretario de Gobernación; Gobernadora del estado de Guerrero; Legisladores; Presidente de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores; Presidenta municipal; Aurora Guadalupe Hernández Toribio en representación de los casi 98 mil colaboradores que trabajan en las sucursales de la banca; representantes de organismos empresariales; embajadores; colegas banqueros; expresidentes de la Asociación de Bancos de México y, por supuesto, un fuerte abrazo a Jaime y a Luis que ya no están con nosotros.


Queridos amigos y amigas de la prensa, muy buenas tardes tengan todos ustedes.


Hace algunos meses, al terminar una revisión médica que me solicitó un especialista, la asistente del doctor se negó a cobrarme la consulta.


Esa cortesía, y que se hubiera negado a darme un diagnóstico preliminar me puso sumamente nervioso.


Nunca, nunca me imaginé la sorpresa que me esperaba.


Cuando entré nuevamente al consultorio para darle gracias al doctor, con una mezcla de orgullo y nostalgia, y agradecimiento, me contestó que de ninguna manera le iba a cobrar a la persona que representa la institución que hace muchos años le había otorgado una hipoteca para comprar su casa.


No he olvidado la emoción con la que el doctor me dijo que después de años de esfuerzo, nosotros fuimos los primeros que creímos en él. Cito textualmente la frase que me dijo: “Becker, ustedes me ayudaron a que mi sueño se hiciera realidad”.


Qué importante y qué trascendente es lo que hacemos. Qué relevante es que la banca sea una expresión de optimismo y esperanza. Qué gran satisfacción es que personas y empresas acudan a nosotros para lograr que sus sueños se hagan realidad.


Creer en algo y trabajar para conseguirlo no lo olvidemos, siempre tiene un efecto multiplicador.


Querido Presidente, autoridades, colegas, amigos.


Estamos aquí reunidos para construir una banca más incluyente y sustentable en la era digital. Hagámoslo sin perder de vista que la credibilidad es nuestra razón de existir y los sueños el fin último que debemos perseguir.


No exagero, hoy en día se han depositado en nuestras instituciones 6.9 billones de pesos, repito, 6.9 billones de pesos, una gran muestra de la confianza y fortaleza que hay en el sector bancario.


Nuestra solidez, fiabilidad, permanencia y capacidad de innovación nos permitió que durante el 2021 realizáramos más de 10 mil millones de transacciones de forma segura y eficaz, con ahorro en transacciones y crédito se crean puentes desde el presente hasta el futuro.


No menospreciemos lo que hacemos, ni para quién trabajamos, imaginemos, por favor, un día sin bancos, o no vayamos muy lejos, pensemos qué hubiera sucedido en los últimos dos años sin esas personas, que además de ser el principal pilar de la banca, son su rostro más amable y humano, ¿en dónde estaríamos si no se hubieran enfrentado, como lo hicieron todos los días a la pandemia, a la inseguridad y a la incertidumbre?


Si me lo permiten, quiero hacer en este momento un muy amplio y sentido reconocimiento a todo el personal de primera línea que mantuvieron funcionando el sistema bancario, el sistema de pagos y, en general, a la economía, a las cajeras, cajeros y demás personas de las sucursales de todos los bancos que representamos, perdónenme porque se hayan anticipado, lo cual me da mucho gusto, les queremos dar las gracias porque nunca abandonaron sus puestos de trabajo y fueron, como lo han sido siempre lo mejor que tiene la banca.


Aurora que nos acompaña en el presídium, tú eres la representante de todos los gerentes, cajeros y directores de sucursales. Les pido, por favor, un muy caluroso aplauso.


Hay una historia que me gusta mucho, la ley por primera vez en un libro que mencionaba que mientras el poeta francés Jacques Prévert, caminaba por la calle se encontró a un ciego que estaba pidiendo limosna con un bote pequeño y un letrero que decía: “Ciego sin pensión”.


El poeta se detuvo y comenzó a platicar con él, le preguntó cómo le estaba yendo y si la gente lo estaba apoyando. El ciego contestó que no, a lo mucho una o dos monedas al día. El poeta le preguntó al ciego si podía tomar su letrero, el ciego respondió que sí.


El poeta volteó el letrero y escribió un mensaje. Al día siguiente al encontrarse nuevamente con el ciego le preguntó cómo le estaba yendo ese día, el ciego respondió que había pasado algo sumamente increíble; nunca, nunca había recibido tanto dinero. El poeta había escrito lo siguiente: “La primavera está por llegar, pero yo a diferencia de ti no podré verla”.


Si hay algo que nos distingue como seres humanos es la capacidad para contar historias, historias que siempre son muy útiles y reveladoras. Qué gran diferencia haría que en lugar de enfocarnos en discutir los temas de inclusión y sustentabilidad desde un panorama general y lejano mejor nos enfocáramos nuestras discusiones y puntos de vista en reconocer la historia de una mujer que vive tan solo a unos 15 o 20 minutos donde nos encontramos en este momento.


Una mujer que quizá con dos o tres hijos tiene que ser responsable y encargarse de todo, de absolutamente todo, probablemente no tenga pareja o tenga una que representa todos estos vicios que queremos erradicar como sociedad, el machismo, la violencia, la falta de oportunidades, una mujer preocupada por sobrevivir durante quizá las siguientes 24 horas y no por un legado generacional.


Esa mujer está sola y debemos reconocerlo, no la hemos atendido ni como personas ni como sociedad ni como bancos.


Es momento entonces de que juntos, sector público y privado, empecemos a lograr resultados en estos temas, necesitamos como sociedad avanzar en la agenda para que realmente podamos mejorar la vida de esa mujer y de todas las mexicanas.


En la Asociación de Bancos de México creamos el Comité de Diversidad e Inclusión con énfasis en la equidad de género, como una de muchas iniciativas para lograrlo.


También contamos con alianzas, entre ellas ONU Mujeres y con diagnósticos elaborados por especialistas con posibles acciones para resolver esta brecha, que es tan arraigada en nuestra sociedad y en la que hay que combatir desde la infancia con educación y con cultura incluyente.


Ya tenemos avances muy importantes en el Protocolo de Sustentabilidad de la Banca en el marco de los compromisos del Acuerdo de París, y desde la banca vamos a financiar proyectos con impacto positivo en el medio ambiente.


De hecho, está por lanzarse el primer bono verde con el fideicomiso instituido en relación con la agricultura, FIRA. Ya estamos en el camino correcto, falta caminar más rápido.


Señor Presidente, por supuesto que podemos disentir en la forma de pensar y actuar, pero si queremos caminar más rápido debemos tener una comunicación más constructiva, diálogos como el que mantuvimos el año pasado, en donde juntos, autoridades y bancos, revisamos más de 138 temas regulatorios. Son un muy buen ejemplo de lo que podemos lograr.


Lo es también el nuevo Código de Mejores Prácticas para el Otorgamiento de Crédito que la Asociación de Bancos de México ha elaborado en diálogo con las autoridades y que en breve publicará para que todos los asociados que así lo decidan, se adhieran.


Estimado Presidente, gracias a las sesiones de trabajo con el secretario de Hacienda y la Subsecretaría, la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, el día de hoy, como ya lo hizo el Secretario, podemos anunciar que la banca ofertará créditos simples y ágiles hasta por un monto de 10 mil millones de pesos en una primera etapa para las pequeñas y medianas empresas que tengan entre 10 y 100 colaboradores y ventas no mayores a 100 millones de pesos por año.


Por cierto, secretario, quiero felicitarlo por el reconocimiento que recién le acaban de entregar a la innovación en el financiamiento, que acaba de recibir usted en Nueva York.


Secretario, muchas felicidades.


Estimado Presidente, ayúdenos a crear condiciones de confianza y certidumbre y a traducirlos en crecimiento económico. Esa es la fórmula del éxito.


Trabajemos juntos en fortalecer las instituciones que son los pilares de esa actividad, que es tan relevante para la sociedad.


Hacer que los sueños se hagan realidad en un entorno incluyente y sustentable.


La agenda que hemos preparado para este evento reúne a algunas de las mentes más brillantes de las últimas décadas, todas ellas, además personas que se han enfrentado a retos personales y profesionales muy difíciles.


This speakers it’s an older to have to here Acapulco, welcome all of you”.


Su experiencia y conocimiento, y recomendaciones serán útiles para lo que, como gremio, será nuestra labor ante el nuevo reto que se presenta, la amenaza de la inflación en un contexto de pandemia y crisis geopolítica, los invito por favor a que, primero a que acudamos, y luego a que acudamos a esas acciones con una mente abierta, tolerante y libre de prejuicios e inercias.


Ha sido un gran reto desempeñar este cargo, pero ha sido sumamente grato poder trabajar con todos ustedes para construir un mejor México.


Estamos avanzando hacia el ideal de la banca al que todos aspiramos.


Me entusiasma comenzar este segundo año de mi gestión, con el mandato de avanzar en los temas que vamos a trabajar durante estos días.


Me anima mucho ver aquí, a mexicanos apasionados y comprometidos que realmente quieren y aman a este país.


En ese amor y compromiso por México no caben distinciones, no ha bancos grandes, pequeños, medianos, nacionales, internacionales, de escala, de nicho. Lo que hay son instituciones para cada una de las necesidades y segmentos de la población.


Lo que hay es una banca comprometida y con una vocación de lograr que los sueños se cumplan.


En mi labor como presidente de la ABM hay muchas personas a quien quiero agradecer y reconocer. Por supuesto, al Comité de Dirección que me ha acompañado a navegar estos mares difíciles; a los presidentes de Comisiones, a los coordinadores de Comités.


Merecen un agradecimiento especial Juan Carlos Jiménez y todo ese equipo en la ABM. Son el mejor ejemplo del tipo de personas que le dan vida y razón de ser a las instituciones.


A mis colegas, a todos mis colegas les agradezco nuevamente su confianza y esfuerzo.


Por supuesto a Carmela Pírez y todo el equipo de Fundación Quiera, les agradezco su compromiso.


A la prensa le expreso mi agradecimiento por su participación, respeto, crítica constructiva y ética profesional.


Aprovecho este momento, no hablo como presidente de la Asociación de Bancos de México, sino como Daniel Becker para agradecer a todos los integrantes de Grupo Financiero Mifel su profesionalismo, esfuerzo y compromiso que me han permitido enfocarme en mi labor como presidente de la Asociación de Bancos de México, una responsabilidad de absoluto tiempo completo.


El agradecimiento más importante esta noche es para mi familia, a Janina mi esposa, te agradezco tu apoyo, tu cercanía, tus consejos, tu sensatez en los éxitos y tu aliento en las dificultades.


En esta como en otras aventuras tu complicidad, tu empatía y guía han sido muy importantes para mí. Si en la Asociación de Bancos de México puedo lograr un 20 por ciento de lo que tú has logrado con nuestra familia, con Fundación Quiera y en todo lo que te has propuesto, quedaré satisfecho.


Yo no estoy seguro si soy un gran hombre, más bien sé que no lo soy, pero tú sin ninguna duda eres una gran mujer y soy muy afortunado.


A mis queridos hijos Eduardo, Gabriela y Karla, gracias por su generosidad para permitirme estar aquí, no hay día en que no me sienta orgulloso y tranquilo de saber que heredaron todas las virtudes de su madre y ninguno de los defectos de su padre.


Ustedes son para mí la primera imagen que viene a mi mente cuando pienso en cómo podemos construir un mejor futuro para México, son sin duda lo más importante en mi vida. Sé que son personas de bien y que todos los días se esfuerzan por lograr que todos podamos ver la primavera, esa es mi mejor enseñanza.


Señor Presidente, si me lo permite, antes de terminar, quiero hacerle una invitación, una invitación para que juntos hagamos la siguiente reflexión, tanto usted como yo cada uno en nuestra escala y proporción, con todo respeto, fuimos elegidos por otras personas que confiaran en nosotros y nos dieron la responsabilidad de tomar decisiones en su nombre.


Con mucho respeto y empatía puedo entender la enorme responsabilidad que lleva usted sobre sus hombros todos los días y lo difícil es que son los sacrificios que exige el puesto.


La invitación, querido Presidente, es para que cada uno de nosotros nos comprometamos a dejar un legado que sea incluyente, sustentable y acorde a los tiempos que vivimos.


Permítanme usar la historia que conté hace unos momentos para proponerle que como el poeta le demos la vuelta al letrero y juntos escribamos esa nueva aspiración que cambie nuestra narrativa. En la banca queremos crear puentes y tener un diálogo constructivo con el propósito de ahora sí crear condiciones de crecimiento económico.


Estamos a tiempo, presidente, de que pase la historia como el presidente que aprovechó una coyuntura mundial sumamente compleja para poner a México a la altura de su potencial y de esa deuda que tiene con su población; aprovechemos juntos su mandato para atraer inversiones, industria y modelos de negocio que sean incluyentes y sustentables.


Presidente, usted supo leer muy bien cuáles eran las demandas de la gente, entendió el contexto en el que se encontraba nuestro país y supo aprovechar la oportunidad que se le presentó para darle voz a esa parte de la población que jamás, que nunca había sido escuchada.


Eso es algo que tenemos que reconocerle y agradecerle. Ahí hay una gran lección, debemos escuchar todas las voces y atenderlas adecuadamente.


Estamos en un buen momento de mandar una señal al mundo de que México es un país que puede y sabe aprovechar las inversiones, que México cuenta con recursos naturales, capital humano que no existe en ningún otro lado del mundo y, sobre todo, que los mexicanos sí sabemos, sí podemos y sí queremos estar a la altura de los retos que se presentan.


La historia nos ha mostrado que en momentos como estos es en bien de los países que se lo proponen pueden embarcarse en una nueva dinámica de crecimiento y desarrollo.


Hagamos aritmética simple, sumemos primero para multiplicar después, logremos un México más sustentable, más incluyente, más justo, trabajemos para que la era digital sea para nosotros una oportunidad y no una amenaza. Hagamos de la tecnología una herramienta de dimensión social para incorporar a más mexicanos al sistema financiero.


Nadie, absolutamente nadie, se puede ni debe quedar atrás. No podemos tener analfabetas digitales, seamos generosos y pensemos que no se trata de nuestro legado, sino del legado que les pertenece a las siguientes generaciones.


Comprometámonos con el medio ambiente y al hacerlo logremos una plena inclusión y equidad de género. Hacerlo, sin lugar a duda, nos beneficia a todos.


Estimado presidente, concluyo con un último comentario personal. A principios del siglo pasado mi abuelo llegó a México como un migrante que escapaba de los horrores de la guerra que acontecía en Europa, con un solo y único patrimonio, sus sueños.


Él me enseñó las dos cosas que marcaron mi vida personal y profesional para siempre, la importancia de creer en las personas, pero sobre todo tener un gran amor por este bendito país que se llama México.


Muchas gracias.


- PAOLA ROJAS: Muchas gracias al presidente de la Asociación de Bancos de México, Daniel Becker, por este mensaje.


Quisiéramos ahora pedir, respetuosamente, al Presidente de los Estados Unidos Mexicanos que se dirija, por favor, hasta al pódium, para atestiguar la entrega de un reconocimiento, en nombre de los colaboradores de la banca, para Aurora Guadalupe Toribio Hernández.


Aurora, quien está hoy representando a muchas mujeres que trabajan fuera de casa y dentro de casa, y que con una gran dignidad llevan a cabo esa doble jornada todos los días.


El reconocimiento dice: “La Asociación de Bancos de México reconoce en la persona de Aurora Guadalupe Toribio Hernández a todo el personal de la banca por su compromiso y entrega para mantener en funcionamiento los servicios bancarios en el tiempo en que los mexicanos hemos enfrentado la pandemia.

Gracias por su compromiso con México.


Acapulco, Guerrero, 24 de marzo de 2022.


Muchísimas felicidades, Aurora.


Invitamos ahora a Daniel y a Aurora a ocupar sus lugares y solicitamos al presidente Andrés Manuel López Obrador, que nos dirija su mensaje.


- ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR: Amigas, amigos de la Asociación de Bancos de México.


Licenciado Daniel Becker, presidente de la Asociación de Bancos de México.


Licenciada Evelyn Salgado Pineda, gobernadora constitucional del estado de Guerrero.


Diputado Sergio Gutiérrez Luna, presidente de la Cámara de Diputados.


Senadora Olga Sánchez Cordero, presidenta de la Mesa Directiva de la Cámara de Senadores.


Maestra Victoria Rodríguez Ceja, gobernadora del Banco de México.


Amigas, amigos todos.


Participo con entusiasmo en esta Convención Bancaria y expreso mi optimismo por la favorable situación que prevalece en nuestro país.


Puedo afirmar que hay estabilidad económica y social, así como tranquilidad y gobernabilidad sustentadas ambas en el ejercicio de libertades plenas y en la aplicación de programas de justicia y bienestar.


Les comparto los siguientes datos:


El día de hoy están registrados en el Seguro Social, 20 millones 977 mil 631 trabajadores, casi 21 millones de trabajadores; una cifra histórica, al igual que el salario promedio que es de 14 mil 370 pesos mensuales.

Desde que llegamos al gobierno el salario mínimo ha aumentado 71 por ciento en términos reales; con él, con ello su poder de compra, su poder adquisitivo se ha incrementado por primera vez en más de cuatro décadas.


El año pasado las remesas fueron de 51 mil 594 millones de dólares, también récord, y siguen creciendo como nunca.


En poco más de tres años el peso no se ha depreciado, si tomáramos como referencia el día de hoy al contrario, el peso, nuestra moneda se ha apreciado en los últimos tres años con tres meses, algo que no sucedía desde hace bastantes años.


La mezcla mexicana de petróleo está en 112 dólares por barril. Hemos reducido en 48 por ciento las importaciones de gasolinas y diésel; se compró la refinería de Deer Park, en Texas, de Shell, y si tomamos en cuenta lo que produce esa refinería ya al día de hoy somos autosuficientes en producción de diésel y pronto lo vamos a hacer en gasolinas.


No hemos aumentado en términos reales el precio de estos combustibles, ni los del gas ni la electricidad. La economía se está recuperando y el año pasado crecimos 5 por ciento, casi lo mismo que Estados Unidos; la inflación es menor a la de nuestro país vecino del norte, la deuda ha crecido menos que en los tres sexenios anteriores; el índice de la Bolsa de Valores ha aumentado en tres años, tres meses 32 por ciento, aunque el Banco de México incrementó ayer la tasa de fondeo a 6.5 por ciento de todas formas es menor al 8 por ciento como se recibió al inicio del gobierno.


Aquí quiero ofrecer una disculpa a la presidenta, a la gobernadora del Banco de México, y a los vicegobernadores, porque recibí la información anoche de que habían tomado la decisión de incrementar la tasa al 6.5 por ciento, pensé que ya se había hecho público y hoy en la mañana hablé del tema, pero quiero decirles que reafirmo mi compromiso de respetar la autonomía del Banco de México.


La inversión extranjera ha sido la más alta en los últimos tiempos, las reservas internacionales del Banco de México han aumentado en 15.6 por ciento; añado que hemos logrado una reducción, porque esto también es importante; en delitos del fuero federal del 30 por ciento, asimismo, han disminuido en 3 por ciento los homicidios dolosos, esto nos ha significado mucho trabajo porque año con año se incrementaban los homicidios. Ojalá y ya esta tendencia a la disminución se mantenga.


Hemos disminuido en 43 por ciento el secuestro -43 por ciento-, en 39 por ciento el robo de vehículo y en 24 por ciento el robo en general.


Creo que todos, mujeres y hombres, mexicanas, mexicanos, estamos conscientes que fue un acierto el haber renovado el tratado comercial con Estados Unidos y Canadá. Fue un trabajo importante, mantuvimos y seguimos manteniendo muy buenas relaciones con el gobierno de Estados Unidos y de Canadá.


Ahora México en buena medida por eso es uno de los países más atractivos para la inversión, el desarrollo económico y el comercio.


Aprovecho para exhortarlos, como ya se ha dicho aquí, como lo expresó Daniel, para que se sigan otorgando créditos para la producción en el campo, a la industria, al turismo, para la infraestructura que requiere el país y para los servicios.


Agradezco que hayan aceptado la disminución de comisiones en el manejo de las afores; también el que mantengan bajos los costos en el envío de remesas.


Aquí destaco que por segundo año consecutivo la plataforma uLink, de la empresa subsidiaria del Grupo Financiero Banorte ha garantizado las mejores condiciones a familiares de migrantes.


Esto lo subrayo porque, desde la primera Convención Bancaria que me tocó asistir, expresé que cada año iba yo a dar a conocer qué banco, qué institución financiera daba mejores condiciones para nuestros migrantes que son héroes, que son heroínas, porque imagínense, en los momentos más difíciles siguieron enviando apoyos a sus familiares, alrededor de 50 mil millones de dólares para 10 millones de familias de los pueblos, de las regiones más apartadas.


Esa es la principal fuente de financiamiento que tiene nuestro país, las remesas y, por eso, agradecemos el que no se cobren altas comisiones por esos envíos de recursos.


Es importante también, porque a veces puede pasar desapercibido, que el gobierno federal dispersa recursos por el sistema bancario nacional por 4 billones, 4 billones de pesos anuales.


Se dispersan a través de los bancos de México.


Para terminar, les doy a conocer una opinión, y reitero un compromiso.


Mi opinión. Como es sabido está en venta Banamex, y nosotros no pondremos ningún obstáculo en esta transacción. Sólo recomendamos de manera respetuosa, lo siguiente, no es más que una recomendación porque se trata de una operación económica comercial; pero sí nos gustaría que los nuevos accionistas o dueños sean de preferencia mexicanos, que estén al corriente de sus contribuciones a la hacienda pública, que cumplan con el pago de impuestos que implicará dicha compraventa; que se trate de personas físicas o morales con solvencia económica para proteger el dinero de clientes y ahorradores, y algo muy especial, que el acervo cultural d Banamex pase a formar parte del patrimonio nacional y se exponga de manera publica para el disfrute de todos los mexicanos.


El compromiso que hago ante ustedes es reiterar que no cambiarán las reglas en el manejo de la política bancaria, particularmente el Ejecutivo que represento no enviará al Congreso ninguna reforma legal que afecte las utilidades que legalmente se adquieren por los servicios que prestan las instituciones financieras. Tampoco se establecerán nuevas regulaciones o controles y seguirá prevaleciendo un auténtico, un verdadero estado de derecho.


Derecho que los acuerdos que se tomen en esta Convención Bancaria sean en beneficio, como se ha hecho patente, de los trabajadores, mujeres y hombres del sistema financiero, de las empresas y de la nación.


Muchas gracias.


- PAOLA ROJAS: Agradecemos las palabras del señor presidente.


Y solicitamos a todos los presentes que se pongan de pie para que escuchemos juntos el Himno Nacional Mexicano.


(Se entona el Himno Nacional)


Agradecemos a cada uno su presencia.


Vamos a hacer un receso breve para permitir que el Comité de Dirección de la Asociación de Bancos de México despida al Presidente y a su comitiva, para continuar con los trabajos.


Muchísimas gracias. Buenas tardes.


- - -o0o- - -


85 CONVENCIÓN BANCARIA


LA BANCA INCLUYENTE EN LA ERA DIGITAL Y LOS RETOS DEL CAMBIO CLIMÁTICO”


Versión estenográfica Ciudad de México, 24 de marzo de 2022



Sesión Plenaria e Inaugural


- PAOLA ROJAS: Vemos que están muy ávidos de conversar, el año pasado fue virtual y la pandemia no nos dejaba saludarnos cerquita. Y, claro, queremos aprovechar esa posibilidad; pero estamos ya listos para reanudar, así que les pido, por favor, que tomen sus asientos para que podamos continuar todos. Les pido que se preparen y pongan atención porque nos disponemos ya a escuchar el siguiente mensaje de esta tarde.


Vamos a escuchar ahora el mensaje del presidente de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, del doctor Jesús de la Fuente Rodríguez; así que, por favor, doctor, acompañarnos en el presídium. Y a todos les reitero que tomen sus asientos para que podamos reanudar.


Escuchemos con atención, el mensaje del presidente de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, doctor Jesús de la Fuente Rodríguez.


- JESÚS DE LA FUENTE RODRÍGUEZ: Muchas gracias.


Muy buenas tardes licenciada Evelyn Salgado Pineda, gobernadora del estado de Guerrero.


Doctor Rogelio Ramírez de la O, secretario de Hacienda y Crédito Público.


Maestra Victoria Rodríguez Ceja, gobernadora del Banco de México.


Y disculpen, pero también mencionar a mi querida maestra, a la doctora Sánchez Cordero, presidenta del Senado.


Maestra.


Al maestro Gabriel Yorio, subsecretario de Hacienda y Crédito Público.


Y a mi querido maestro, don Daniel Becker Feldman, presidente de la Asociación de Bancos de México.


Y a todas y todos los presentes en esta Convención.


Es para mí un gusto poder participar en esta octagésima quinta Convención Bancaria. Este evento cuya primera edición se llevó a cabo en 1924.


Es de gran relevancia para todo el país, ya que surgió con el objetivo de escuchar la opinión de los banqueros y de las autoridades del sistema financiero.


Producto de este diálogo y cooperación, se expidieron las primeras leyes que regularon a las instituciones de crédito y dio origen a la Comisión Nacional Bancaria, antecesora de la institución que tengo el honor de presidir.


A casi un siglo de la primera Convención, es satisfactorio constatar que el espíritu de diálogo y de cooperación está más vivo que nunca en este periodo.


Las autoridades y la banca hemos vivido un proceso de constante evolución y retos, en donde hemos atravesado crisis económicas, la globalización del sistema financiero, el surgimiento de nuevos participantes, productos y también en relación a canales de atención.


Todo esto ha venido acompañado de grandes cambios tecnológicos; asimismo, desde hace dos años vivimos una impredecible emergencia sanitaria de la cual me complace decir que con ayuda de la tecnología hemos surgido fortalecidos.


Quiero resaltar que el día de hoy para mí ha sido de gran emoción estar todos juntos, estar juntos y escuchar estos mensajes del presidente de la República, del secretario de Hacienda y también de don Daniel Becker.


Agradezco la oportunidad que este espacio nos brinda para reflexionar sobre temas relevantes, como son: la inclusión financiera, los avances tecnológicos en el sector y también lo que se refiere al impacto social y ambiental de nuestras actividades, temas que sin duda alguna se han convertido en este siglo en los principales factores de transformación del sistema financiero.


Me gustaría destacar que existe una percepción común de que el acelerado avance tecnológico es un fenómeno reciente, cuando en realidad, estimados asistentes, el sistema financiero se ha caracterizado por estar a la vanguardia y en constante evolución, integrando continuamente las más recientes tecnologías.


No obstante, es un hecho que la pandemia de COVID-19, además de ser uno de los retos más grandes que hemos enfrentado aceleró la adopción de nuevas tecnologías en los servicios financieros.


Actualmente el teléfono inteligente es el principal medio por el cual se realizan operaciones financieras, superando a las sucursales y a los cajeros.


Hoy la penetración de los medios digitales es la mayor que ha existido y gracias a ello las empresas tienen cada vez más confianza para utilizarlos para gestionar sus negocios.


Más personas realizan sus pagos por esas vías, las familias mexicanas reciben los envíos de remesas a través de transferencias electrónicas y la población más joven ha encontrado en los medios digitales un canal adecuado confiable para integrarse al sistema financiero. Todo esto es fundamental para lograr el gran reto que implica la inclusión financiera.


Es evidente que la era digital no tiene marcha atrás. Por ello en la Comisión Nacional Bancaria y de Valores estamos en una labor constante para mantener un marco regulatorio y de supervisión a la vanguardia bajo las mejores prácticas internacionales y que favorezca ese ambiente de innovación y creatividad.


Por lo anterior, las instituciones de crédito pueden identificar y registrar a su clientela a distancia, además se han dado los primeros pasos hacia un esquema en donde las instituciones deberán compartir su información a través de plataformas estandarizadas con el propósito de promover la competencia.


Al interior de la Comisión, a través de la utilización de tecnología, estamos orientados para ser más eficientes los procesos de supervisión, autorización y sanción de cerca de 5 mil entidades del sector financiero.


Por ejemplo, en materia de prevención de lavado de dinero y financiamiento al terrorismo ya se emplea la plataforma institucional de supervisión tecnológica, lo que ha resultado en menor tiempo y mayor capacidad de análisis de grandes volúmenes de información.


Han sido estas herramientas exitosas y nos están dando lecciones importantes que serán fundamentales para expandir su utilización en otras áreas de atención.


Si bien los cambios tecnológicos han sido favorables, estos pueden verse comprometidos por los nuevos riesgos que conllevan, como son: fraudes cibernéticos y vulnerabilidades de ciberseguridad, los cuales podrían afectar los sólidos niveles de capitalización y de liquidez que actualmente presente la banca.


Salvaguardar la integridad no sólo de los recursos, sino también de la información proporcionada por las personas usuarias es esencial para mantener la confianza que permite que el sector financiero opere de manera eficiente.


Por ello, en la Comisión se trabaja en un marco normativo estandarizado para el manejo de riesgos cibernéticos, que será aplicable a todas las entidades.

Con esto se reconocerá que la capacidad y velocidad de recuperación del sistema anti-ataques cibernéticos depende de la fortaleza de todos sus participantes, sin importar tamaño y modelo de negocio.


Esta es una tarea en donde todos debemos de ser partícipes.


Creemos firmemente que los sistemas de control interno de las instituciones, basados en principios éticos de diligencia, de lealtad y de gobierno corporativo, en conjunto con el cumplimiento del marco normativo conformarán los pilares que soporten a las entidades en su búsqueda de mitigar los riesgos.


Por otra parte, es innegable que ninguna institución es capaz de separarse de las consecuencias sociales y ambientales en su operación. Estos factores y los de gobernanza son el nuevo paradigma que están transformando la manera en que las entidades financiera operan y están cada vez más presentes en los proyectos de las instituciones y de las autoridades financieras.


En la actualidad participamos activamente en grupos de trabajo nacionales e internacionales, en los que se discuten y comparten las distintas experiencias en esta materia y en nuestra agenda de trabajo ya se incorpora una perspectiva de desarrollo sostenible, la cual se reflejará en prácticas de revelación de información y evaluación de riesgos ambientales.


Estoy seguro de que coincidimos todos en la importancia de estos temas, por lo que propiciaremos más espacios para la colaboración y el diálogo.


Sin embargo, quiero resaltar que un sistema financiero sustentable y socialmente responsable no debe dejar de lado uno de los pendientes más apremiantes como lo es la igualdad de género, en el más amplio de los sentidos, no sólo limitándose a impulsar la participación de las mujeres, sino asegurando su presencia en la toma de decisiones en todas las entidades del sector financiero: me alegra que hoy podamos decir que los bancos están en camino a lograr la paridad laboral, ya que cerca de la mitad de sus puestos de trabajo son ocupados por las mujeres, lo cual sin duda alguna es un avance encomiable.


No obstante, aún existe una brecha importante al considerar su participación en los puestos de alta dirección y en los consejo de administración. Esto nos muestra el espacio de oportunidad que hay para que más mujeres puedan impulsar desde el interior de las instituciones en donde laboran productos con perspectiva de género, que promuevan la igualdad entre la población usuaria sin discriminación alguna.


Por parte, en la comisión trabajamos en generar información que permita visualizar, identificar los retos de la inclusión financiera, con el fin de contribuir al diseño de políticas públicas para mitigar las brechas de acceso a los servicios financieros.


Estoy convencido que un problema que no se mide difícilmente puede diagnosticarse y mucho menos solucionarse. Estamos comprometidos con estos esfuerzos y continuaremos impulsando la incorporación de todos los grupos de atención prioritaria, el sector financiero no debe dejar a nadie atrás.


Las acciones que he enfatizado en este mensaje son sólo una parte importante de la labor que los funcionarios de la comisión tenemos encomendada para asegurar que las entidades financieras operen dentro de un marco a la vanguardia adecuadamente supervisado y regulado, en donde en los temas prudenciales son igualmente prioritarios.


Quisiera terminar mi intervención mencionando que continuaremos revisando por instrucciones del señor Secretario, el marco regulatorio secundario para simplificar su cumplimiento y hacerlo más eficiente y menos oneroso e impulsaremos la autorregulación en el sector, además aprovechando las ventajas que nos dan las nuevas tecnologías haremos que los procesos de autorización sean más transparentes y oportunos; fortaleceremos la supervisión basada en los grandes riesgos.


Les quiero pedir a todos ustedes que caminemos juntos para lograr los objetivos anteriores y a que nos comprometamos como lo expresó el día de hoy el señor Secretario a que la columna vertebral de nuestra relación sea la confianza mutua, en el entendido de que actuaremos con todo el rigor y nunca con arbitrariedad cuando alguien se aparte del cumplimiento de la ley.


Señor Secretario, estimados asistentes:


Hoy enfrentamos nuevos retos y grandes desafíos, algunos indudablemente diferentes a los que hemos enfrentado en los casi 100 años desde la primera convención. Sin embargo, tengo la convicción de que cualquier reto puede superarse con el trabajo conjunto y el diálogo permanente, compartimos todos los presentes la oportunidad histórica de sentar las bases para llevar a nuestro sector financiero a su máximo potencial, la integridad, el respeto, el liderazgo, la legalidad, la lealtad, la honradez y sobre todo el amor a México, son los objetivos que guían a la Comisión Nacional Bancaria y de Valores.


Estoy convencido que todos ellos también guían el actuar de la banca mexicana. El compromiso es con México, con los millones de mexicanas y mexicanos que trabajan por una mejor calidad de vida.


Los invito a que enfrentemos juntos estos retos y que los dividendos de nuestro esfuerzo se reflejen en un mayor bienestar para toda la población. México lo merece.


Muchas gracias.


- PAOLA ROJAS: Agradecemos mucho este mensaje del Presidente de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores. Gracias por sus palabras con tanta convicción, con tanta pasión.


Gracias, además, por ese énfasis que pone en los esfuerzos para alcanzar una paridad de género y generar mejores oportunidades en términos económicos para las mujeres. Gracias por eso.


Y los invito a que escuchemos ahora juntos el mensaje del licenciado Gabriel Yorio González, subsecretario de Hacienda.


- GABRIEL YORIO GONZÁLEZ: Muy buenas tardes a todas y todos los que nos acompañan.


Para mí es un honor compartir el presídium con la gobernadora del estado de Guerrero, la licenciada Evelyn Salgado; la presidenta del Senado, Olga Sánchez Cordero; el secretario de Hacienda, el doctor Rogelio Ramírez de la O, mi jefe; la gobernadora del banco central, la licenciada Victoria Rodríguez, y el presidente de la ABM, el maestro Daniel Becker, y con todos los aquí presentes.


Un saludo también a los que están conectados de manera virtual.


De verdad, me da mucho gusto estar de nuevo en esta Convención Bancaria número 85, organizada por la ABM. Ésta es la cuarta Convención Bancaria en la que participo y dos de ellas creo que se han realizado bajo situaciones extraordinarias, la del 2020 fue el preámbulo de la pandemia, poco antes de que se decretara el confinamiento, inclusive recuerdo que durante la convención se tuvo que sesionar la Comisión de Cambios para tomar las primeras medidas entre la incertidumbre que existía en mercados en ese momento.


Y la Convención previa, 2021, la cual se realizó en medio ya de la pandemia, en formato híbrido desde la Ciudad de México, así que de verdad me da, me da muchísimo gusto de estar aquí, que estemos todos reunidos de manera presencial y, sobre todo me da mucho gusto ver que todos ustedes están bien.


Y antes de iniciar mi intervención quiero felicitar también, a la ABM por la Convención, la organización, la temática y la selección de ponentes de alto nivel que vamos a tener el día de mañana.


Estoy seguro que las conferencias que se van a realizar mañana serán productivas, nos van a permitir delinear rutas de trabajo conjunto, para continuar consolidando el sistema bancario mexicano. Muchas felicidades, de verdad, al equipo de trabajo que ha organizado esta Convención.


La organización de esta Convención es una muestra del gran sector bancario que tenemos en México y no podría ser diferente. El sistema bancario es el reflejo del desarrollo y de la fortaleza de un país, y como ya lo mencionó el secretario de Hacienda, México inicia el 2022 con finanzas públicas sanas y un sistema bancario robusto, sólido y bien capitalizado.


Cada año también, la Convención, creo, es una oportunidad para hacer un corte sobre los avances, las áreas de oportunidad y las agendas de trabajo, pero sobre todo, nos permite identificar las tendencias sobre las cuales debemos continuar trabajando para seguir consolidando nuestro sistema bancario.


Es una de las bases más sólidas del sistema financiero mexicano y sin duda, un importante motor de crecimiento para nuestra economía.


En esta ocasión, me gustaría centrar mi discurso en tres principales temas que hemos ido avanzado juntos.


El modelo de finanzas sustentables de México y el desarrollo del mercado de deuda sustentable, la creación del Comité de Equidad de Género en el sector financiero y las acciones en temas de inclusión y educación financiera.


En la Convención pasada se propuso que de manera conjunta, la banca, el sector bancario y las instituciones reguladoras consolidáramos un modelo de finanzas sustentables en el país y hoy me atrevo a asegurar que el 2022 será recordado como el año de las finanzas sostenibles en México.


Este año vamos a consolidar las bases para un modelo de finanzas sostenibles que va a contribuir a que la mayoría de los recursos de nuestra economía se movilicen hacia acciones que combatan brechas sociales y también, rezagos sociales, y sobre todo y por supuesto, el cambio climático con lo cual esperamos que se incremente la velocidad de la transición hacia una economía sostenible, amigable con el medio ambiente pero, sobre todo, incluyente.


En México decidimos adoptar la definición más amplia de sostenibilidad. Una definición que incorpora acciones que incluyen las brechas sociales y el cambio climático.


Como país de ingresos medios y economía emergente, México enfrenta ambos problemas y esta definición de política pública nos permite abordar ambos retos y no obviar ninguno de ellos.


Así como debemos combatir el cambio climático, no debemos tener miedo a hablar de los rezagos y las brechas sociales históricas que padece nuestro país.


En estos años hemos emitido dos bonos soberanos sustentables en el mercado de euros, el marco de referencia fue elaborado con estándares internacionales para la emisión de bonos verdes, sociales y sustentables, y la estructura y diseño de estos bonos son únicas y han sido reconocidos a nivel internacional.


La estructuración de estos bonos fue posible gracias a que hemos logrado vincular el presupuesto público cuando menos a un objetivo de desarrollo sostenible, y actualmente el 78 por ciento de los programas públicos está vinculado a cuando menos uno de estos objetivos.


Esto es importante, porque se puede medir, monitorear y comprobar que la movilización de recursos públicos hacia líneas presupuestales atiende cuando menos una dimensión de sostenibilidad; sin embargo, hemos querido ir más allá, y este año usaremos el mismo marco de referencia internacional para desarrollar el mercado de deuda local sustentable.


Con ello comenzaremos a construir la curva de referencias que permita consolidar los programas de financiamiento sostenible de la economía mexicana, por lo que este año emitiremos el primer instrumento sustentable denominado en pesos, que se llamará Bonde ESG, y quiero agradecer al Banco Central, quien ha registrado ya la serie, estamos próximos a poder realizar la primera emisión.


Y desde hace un año también, a través del Comité de Finanzas Sustentables, el cual he tenido el honor de presidir, iniciamos un esfuerzo de forma conjunta con los distintos gremios financieros para construir una taxonomía sostenible que busque fortalecer a nuestro sistema financiero y blindarlo ante riesgos climáticos.


Además, este comité busca que el sector financiero siga siendo el promotor de las finanzas sostenibles, esto significa que todos los recursos movilizados a través del sector financiero sean analizados con criterios de sostenibilidad, ya que esto contribuiría a transitar la economía mexicana a una economía baja en carbono, inclusiva y resiliente.


La taxonomía sostenible estará alineada con los objetivos de desarrollo sostenible del PNUD y buscará asegurar que los recursos realmente tengan un impacto en la sostenibilidad, blindado así al sistema para que efectivamente las inversiones verdes, sociales, sostenibles o de género se conviertan en activos de la más alta calidad ASG.


México ya es motivo de reconocimiento internacional por ser pionero de política financiera sostenible, y este reconocimiento es producto de la gran cooperación y colaboración entre los distintos gremios financieros y autoridades financieras.


Y por esta razón, si me permiten, quiero aprovechar para agradecer a todos los miembros del comité de finanzas sostenibles, tanto por su trabajo, su tiempo y su esfuerzo, de verdad muchísimas gracias por todo el trabajo que le han dedicado.


La taxonomía sostenible va a estar lista este año, vamos a presentar los primeros resultados del desarrollo taxonómico vinculado a los ODS, y se va a llevar a cabo un piloto con tres objetivos: cambio climático, inclusión financiera, inclusión de género.


Quiero aprovechar este último tema, ya que además como seguimiento a los acuerdos firmados el año pasado justo en la Convención, se ha instalado ya el Comité de Equidad de Género en el sector financiero con la participación de 11 instituciones e INMUJERES como invitado permanente.


Este comité está presidido por el Secretario de Hacienda con el doctor Rogelio Ramírez de la O, como presidente honorario, con lo cual el Comité de Género se sitúa al mismo nivel de importancia que el Comité Nacional de Concertación y Productividad, y los Comités de Inclusión y Educación Financiera.


Una vez más quiero agradecer a los gremios que firmaron el acta constitutiva de este comité y aprovechar para invitar a los que faltan a que también se unan, y obviamente también compartir que el día de hoy tuvimos y a la segunda sesión de este comité donde estamos seguros que será un espacio productivo de consenso para promover prácticas de equidad de género, inclusión y educación financiera de mujeres, pero sobre todo que ayudará a romper sesgos en el sector que moviliza todos los recursos financieros de esta nación.


No quiero dejar pasar la oportunidad para reafirmar que el acceso al sistema financiero es un mecanismo de empoderamiento y de oportunidad económica.


Ya hemos observado durante estos dos últimos años que la inclusión financiera puede ser potenciada a través de la digitalización y por este motivo este año estamos incrementando el esfuerzo para utilizar la digitalización con el objetivo de democratizar el acceso de toda la población a adquirir bonos del Gobierno Federal y obtener mayores rendimientos por sus ahorros a un bajo riesgo.


La plataforma CETES directo, en la cual ayuda a transformar a los ahorradores a inversionistas ha venido incorporando nuevos instrumentos y aumentando las opciones de inversión.


La plataforma ya permite adquirir el instrumento más nuevo que hemos emitido en el mercado local, el Bondes F, y lo que queremos ahora es que los inversionistas de cetes directo tengan también la opción de convertirse en inversionistas de impacto, por lo que incorporaremos este año el próximo Bonde ESG a esta plataforma.


Por último pero no menos importante como Subsecretario de Hacienda, está dentro de mis funciones presidir el Comité de Educación Financiera, pero más allá de mis funciones para mí de verdad es un verdadero honor participar en los trabajos de este comité, por lo que quiero ir cerrando mi intervención resaltando que en este último año hemos trabajado con la Secretaría de Educación Pública para incorporar contenidos sobre la educación financiera en el nuevo modelo educativo denominado “La nueva escuela mexicana”.


La SEP, la Condusef y el MIDE han trabajado para incorporar distintas competencias de educación financiera e la educación básica, 39 ara primaria y 65 para secundaria.


Estos contenidos y competencias formarán parte de la currícula para el ciclo escolar que inicia en agosto de 2023 y durante este año se está trabajando en un programa piloto para probar la impartición de dichos contenidos.


La digitalización también nos ayuda a potenciar la educación financiera y tan solo durante la Semana de la Educación Financiera 2021, en su segunda versión digital, se quintuplicó el número de asistentes en comparación con los eventos presenciales antes de la pandemia, por lo que la ABM y la Condusef han decidido mantener este modelo de educación financiera.


Quiero resaltar también que los temas comienzan a converger en una agenda muy extensa y muy ambiciosa, pero que es alcanzable y realizable.


Este año también iniciaremos con un modelo de educación financiera sustentable, en el cual la Condusef integrará en sus contenidos los temas de sustentabilidad para que el público conozca qué es, qué productos o qué servicios están disponibles, qué están haciendo las instituciones financieras sobre este tema y así tengan la posibilidad de elegir inversiones de impacto.


Permítanme concluir reiterando que el trabajo conjunto genera resultados. Por nuestra parte, desde la Secretaría de Hacienda y Crédito Público continuaremos impulsando políticas públicas que promuevan una mayor equidad de género y seguiremos trabajando en las bases para consolidar el ecosistema de finanzas sostenibles y con ello generar un mejor desarrollo económico en el largo plazo para beneficio de todas y todos.


Muchísimas gracias, de verdad, y buenas tardes.


- PAOLA ROJAS: Muchísimas gracias. Gracias, al licenciado Gabriel Yorio, subsecretario de Hacienda, por este mensaje.


Vamos a escuchar ahora las palabras de una mujer que se encuentra al frente del Banco de México, yo me imagino que todos los días son intensos y complejos con un cargo así, pero hoy seguramente las horas transcurrieron con especial complejidad. Será muy interesante escucharla.


Bienvenida y, por favor. Adelante, es la gobernadora del Banco de México, la maestra Victoria Rodríguez Ceja.


- VICTORIA RODRÍGUEZ CEJA: Muy buenas tardes a todas y todos.


Doctor Rogelio Ramírez de la O, secretario de Hacienda y Crédito Público; licenciado Daniel Becker Feldman, presidente de la Asociación de Bancos de México; senadora Olga Sánchez Cordero, presidenta del Senado de la República; diputado Sergio Gutiérrez Luna, presidente de la Cámara de Diputados; licenciada Evelyn Salgado Pineda, gobernadora del estado de Guerrero; distinguidos miembros del presídium; señoras y señores.


Es un gusto participar en esta 85 Convención Bancaria, la cual tiene como tema central “Una banca incluyente en la era digital y los retos del cambio climático”.

En el banco central estamos convencidos de que una amplia y estricta transparencia y rendición de cuentas, así como la comunicación continua con los diversos sectores de la economía contribuyen a mejorar la eficacia de nuestras acciones y fortalece nuestra credibilidad ante la sociedad.


Por eso agradezco la invitación de la Asociación de Bancos de México, pues esta intervención constituye un espacio privilegiado para el diálogo público entre los principales actores del sector financiero y las autoridades.


Este encuentro se lleva a cabo en el marco de un escenario geopolítico y económico singularmente complejo e incierto, que incluye los efectos económicos de la pandemia, el desarrollo de una guerra en Europa oriental, así como inusitadas presiones inflacionarias globales.


En esta intervención abordaré el entorno internacional, su efecto sobre los precios de México y las acciones que ha adoptado el banco central para alcanzar su objetivo prioritario que es procurar la estabilidad del poder adquisitivo de la moneda nacional.


Elaboraré, asimismo, sobre los temas específicos de esta Convención, en particular, la oportunidad que representan los avances tecnológicos para alcanzar un sistema financiero más incluyente y los desafíos que implica el cambio climático.


El mundo y en particular los bancos centrales, nos encontramos inmersos en una coyuntura no vista en cerca de cuatro décadas.


Las cifras de inflación de la mayoría de las economías se encuentran en niveles no registrados desde la década de los ’80.


Esto es resultado de un conjunto de choques provocados tanto directamente por la emergencia sanitaria, como por los efectos de una mayor demanda ante las políticas de estímulo para amortiguar el efecto de la pandemia en los países avanzados, y más recientemente por los causados por el conflicto bélico entre Rusia y Ucrania.


La pandemia ha representado un reto inédito para la economía mundial.


Los gobiernos de prácticamente todos los países se vieron en la necesidad de tomar medidas extraordinarias con el fin de proteger la salud pública y mitigar el impacto sobre la producción y el empleo.


La estrategia de vacunación ha contribuido a la atenuación de la pandemia y a que la actividad económica regrese gradualmente a la normalidad.


Sin embargo, todavía está por verse en qué medida la emergencia sanitaria ha provocado afectaciones de mediano y largo plazo en distintos sectores de la economía que pudieran encontrar algunos retos para volver a las condiciones de normalidad previas.


Adicionalmente, las perspectivas de crecimiento en 2022 para la economía mundial se han revisado ante las posibles implicaciones del conflicto geopolítico, el cual podría también tener implicaciones de mayor plazo.


Las disrupciones en varios sectores siendo casos notorios el de los semiconductores o el de transporte, están generando incrementos en los costos de producción, ello en un contexto de recuperación de la demanda global y de una recomposición del gasto hacia mercancías, las cuales ante la imposibilidad de escalar la oferta al mismo ritmo ha derivado en un desbalance entre la oferta y la demanda mundial de diversos productos.


A su vez este desbalance ha ocasionado que la inflación en diversas economías se haya ubicado en niveles superiores a los de los objetivos de sus bancos centrales.


En esta coyuntura ya de por sí compleja se materializa un nuevo factor de riesgo geopolítico, con el conflicto Rusia-Ucrania. Los efectos iniciales del mismo sobre los mercados financieros y de materias primas constituyen un choque adicional al de la pandemia, en particular dado el peso que estos países tienen en los mercados de energía y granos el efecto más inmediato ha sido sobre los precios de estos productos.


Este conflicto se desencadenó sólo recientemente, de modo que existe alta incertidumbre al momento sobre cómo su desarrollo afectaría los precios en distintos mercados.


Así, si bien su impacto dependerá de la magnitud del conflicto y de su duración, se percibe que implique riegos a la alza sobre la inflación.


Ante las persistentes presiones inflacionarias y el avance de la recuperación económica los bancos centrales en la mayoría de las principales economías avanzadas comenzaron a modificar su postura monetaria; la reserva federal de los Estados Unidos y los bancos centrales de Canadá y el Reino Unido, entre otros, incrementaron sus tasas de interés de referencia.


Por su parte, en las economías emergentes un amplio número de bancos centrales continúan ajustando a la alza sus tasas de interés.


El apretamiento de las condiciones monetarias y financieras a nivel global constituye un riesgo para los mercados financieros nacionales; sin embargo, hasta hora han mostrado un comportamiento ordenado, si bien con algunos episodios de volatilidad.


En nuestro país la actividad económica se ha venido recuperando luego del choque inicial de la pandemia, acompañado de un fortalecimiento del mercado laboral.


De este modo se anticipa que la economía mexicana continúe reactivándose, impulsada tanto por la demanda interna como la externa.


Los choques derivados de la pandemia han continuado generando presiones sobre la inflación en nuestro país, la cual se ha mantenido en niveles elevados, además se anticipa que el conflicto implique un entorno más complejo para la inflación doméstica.


En este contexto y dados los costos sociales y económicos derivados de la inflación que afectan en mayor medida a la población de menores ingresos, el Banco de México ha refrendado su compromiso de lograr un ambiente de inflación baja y estable. Con ello, además contribuye a mantener los fundamentos macroeconómicos sólidos que se requieren para enfrentar un entorno tan complejo.


De este modo, el Banco de México ha venido adoptando acciones oportunas con la finalidad de lograr la convergencia de la inflación a su meta y mantener el anclaje e las expectativas de la inflación.


En este sentido, en la decisión de política monetaria la Junta de Gobierno evalúa la magnitud y la diversidad de los choques que han afectado a la inflación y sus determinantes, así como en los riesgos de que se contaminen las expectativas de mediano y largo plazos y la formación de precios.


Considero también los mayores retos ante el apretamiento de las condiciones monetarias y financieras globales, el entorno de acentuada incertidumbre y las mayores presiones inflacionarias asociadas al conflicto geopolítico.


Con base en ello y con la presencia de todos sus miembros decidió por unanimidad incrementar en 50 puntos base el objetivo de la tasa de interés interbancaria a un día a un nivel de 6.5 por ciento. Con esto la postura de política monetaria se ajusta a la trayectoria que se requiere para que la inflación converja a su meta de 3 por ciento dentro del horizonte de pronóstico y se refrenda el compromiso del Banco de México con su mandato constitucional.


Además de la misión prioritaria del Banco de México el Instituto Central tiene las finalidades de promover el sano desarrollo del sistema financiero y propiciar el buen funcionamiento del sistema de pagos.


En nuestro país, desde la crisis de 1994 y 1995, se diseñó una sólida estructura regulatoria que se ha venido reforzando continuamente; lo anterior aunado a las medidas de emergencia en su momento implementadas y a una serie de decisiones prudentes y oportunas adoptadas por las instituciones bancarias y las autoridades tales como la posposición del pago de los créditos, la oferta de reestructuras y la formación de reservas extraordinarias ha permitido que el sistema financiero resistiera el embate de la contingencia sanitaria. Esto significa que el sistema bancario se encuentra en una posición sólida para impulsar la recuperación económica.


Una de las contribuciones más importantes a la recuperación que puede hacer el sistema bancario es promover la inclusión financiera.


Se han documentado múltiples beneficios de contar con un sistema financiero incluyente, tanto económicos como sociales, tales como impulsar el crecimiento económico, combatir la pobreza y la desigualdad, fomentar al desarrollo regional e impulsar la paridad de género, entre otros.


En vista de dichos beneficios, durante la última década las autoridades financieras en México han llevado a cabo esfuerzos a favor de la inclusión.


En particular, el Banco de México ha participado activamente en el Consejo Nacional de Inclusión Financiera y adoptado múltiples medidas regulatorias y acciones que favorecen la inclusión, entre las que destacan:


Se han establecido cuentas de depósito con requerimientos de apertura simplificados y se ha facilitado la asociación de cuentas a un número de teléfono celular.


Se modificó el marco regulatorio para permitir a jóvenes a partir de los 15 años de edad abrir cuentas bancarias básicas.


Se ha autorizado que los trabajadores puedan contratar créditos asociados a su cuenta de nómina en cualquier institución.


Se lanzó la plataforma de pagos digitales CoDi, de acceso libre y sin costo para sus usuarios, la cual sólo requiere un dispositivo móvil con conexión a internet y una cuenta bancaria.


Se han abierto plataformas que permiten la comparación del costo de los créditos con información completa y oportuna.

Como resultado de éstas y muchas otras medidas adoptadas por las autoridades financieras, en los últimos años el sistema ha tendido hacia una mayor inclusión.


De acuerdo con la información de las encuestas nacionales de inclusión financiera, en 2012 el 35.5 por ciento de los adultos contaban con una cuenta de depósito en una institución financiera; para 2018 dicho porcentaje aumentó a 47.1 por ciento.


De manera similar el porcentaje de personas con crédito formal aumentó en ese periodo de 27.5 por ciento a 31.1 por ciento, mientras que en el caso de cuentas de ahorro para el retiro o afore el porcentaje aumentó de 19.7 a 39.5 por ciento.


Sin embargo, como reflejan estas cifras, sigue habiendo un amplio margen para mejorar.


El desarrollo de tecnologías digitales en el sistema financiero mexicano brinda una oportunidad única para agilizar las operaciones, diseñar nuevos productos y ampliar la cobertura de los servicios financieros.


La experiencia reciente derivada de la pandemia ha proporcionado lecciones sobre los beneficios de los pagos digitales.


Los hogares ajustaron sus patrones de consumo al confinamiento, dando un impulso al comercio en línea y a los pagos digitales.


A su vez, las empresas aceleraron sus procesos de digitalización, tanto en lo relacionado con su operación misma, como en algunos otros aspectos financieros.


Otra oportunidad que las tecnologías digitales ofrecen para mejorar la inclusión se refiere a los servicios de crédito, pues permiten el acopio y procesamiento de grandes volúmenes de información que facilita aspectos como la evaluación crediticia.


Precisamente, el crédito es uno de los temas en los que el sistema bancario puede hacer una contribución significativa a la recuperación económica.


La evidencia empírica confirma una relación directa entre el crédito al sector privado no bancario como porcentaje del PIB y la tasa de crecimiento de largo plazo de una economía.


Sin embargo, a nivel internacional, México presenta una de las razones más bajas de crédito a PIB, incluso comparado con países de desarrollo similar.


El sistema bancario cuenta con condiciones de solvencia y liquidez para incrementar de manera relevante los volúmenes de financiamiento.


El Banco de México considera que el otorgamiento prudente del crédito es una variable clave para apoyar este esfuerzo, talento e iniciativa de los mexicanos y para propiciar el crecimiento de largo plazo.


La inclusión financiera debe contribuir, también, a fomentar la equidad entre mujeres y hombres.


Hasta la fecha persiste una brecha de género en el acceso a los servicios financieros y son muchas las mujeres que carecen de este tipo de instrumentos.


Una mayor inclusión de la mujer fortalece las bases del crecimiento económico.


Por eso, al igual que a quienes me precedieron en el uso de la palabra, me complace reiterar que hace unos días se firmó el Convenio Marco de Coordinación y Colaboración Interinstitucional Público-Privado en materia de Igualdad de Género en el Sistema Financiero Mexicano, con la participación de este banco central.


Con dicho Convenio se busca establecer condiciones de mayor equidad en los procesos de reclutamiento y promoción de las mujeres en el sector financiero y, a la vez, se abre la puerta para una mayor inclusión financiera de la mujer y una mejor oferta de productos y servicios con enfoque de género.


El cambio climático es uno de los retos más relevantes y sistémicos que enfrentamos hoy y en los años por venir.


Múltiples ejercicios académicos muestran cómo los efectos ambientales afectan desfavorablemente a un número creciente de sectores en la economía.


El calentamiento global y la degradación ambiental se asocian con una menor calidad de vida y bienestar, así como con un deterior de las oportunidades de desarrollo en el largo plazo.


Para el sistema financiero es fundamental valorar adecuadamente los riesgos ambientales, identificar oportunidades de inversión sostenibles.


Una inadecuada integración de estos riesgos en los proceso de crédito e inversión podría incidir sobre el buen funcionamiento del sistema financiero, y afectar su estabilidad, así como la asignación eficiente de recursos en la economía.


El Banco de México ha venido participando activamente en la agenda internacional de finanzas sostenibles. Es miembro fundador de la Red para Enverdecer el Sistema Financiero, la cual agrupa a más de 100 bancos centrales y supervisores financieros, y tiene el objetivo de crear capacidades en autoridades e instituciones financieras para identificar y administrar riesgos climáticos, así como movilizar capital hacia actividades amigables con el medio ambiente.


El banco también forma parte del comité de supervisión bancaria de Basilea y en el Consejo de Estabilidad Financiera, que tienen una ambiciosa agenda relacionada al cambio climática y al sistema financiero.


En 2020 el Consejo de Estabilidad Financiera estableció el Comité de Finanzas Sostenibles, que tiene por objeto elaborar análisis y realiza revaluaciones, propuestas y recomendaciones en materia de finanzas sostenibles, con el propósito de fomentar el buen funcionamiento del sistema financiero e identificar y mitigar el impacto de los riesgos relacionados con esta materia.


En el futuro próximo las autoridades y el sector financiero enfrentan diversos retos en materia de finanzas sostenibles. El Banco de México está comprometido con esta agenda.


Para este efecto ha impulsado y continuará impulsando la colaboración entre autoridades e instituciones financieras.


Señoras y señores:


La estabilidad de precios es una condición indispensable, pero no suficiente para el desarrollo económico, en particular para alcanzar un crecimiento económico sostenido es fundamental contar con un sistema financiero estable, inclusivo, moderno que provea servicios en buenas condiciones de precio, calidad y cobertura para las familias y empresas mexicanas.


Este sistema debe intermediar de manera segura el ahorro del público, ofrecer servicios idóneos para los diversos sectores de la población y generar crédito que contribuya a mejorar la productividad de personas y empresas en nuestro país.


En estas circunstancias históricas es necesario reconocer que para aprovechar las oportunidades de crecimiento se requiere la concurrencia de las autoridades y los intermediarios, por eso celebro este encuentro con el gremio de los banqueros de México, pues su concurso activo es fundamental para construir un círculo virtuoso de mayor inclusión, mayor solidez y profundidad del sistema financiero y mayor crecimiento.


En lo que respecta al Banco de México, pueden estar seguros de contar con el apoyo y la colaboración necesarios para avanzar en los temas comunes que contribuyan con el desarrollo de nuestro país.


Sin más, les deseo el mayor de los éxitos en los trabajos de esta Convención.


Muchas gracias.


- PAOLA ROJAS: Agradecemos las palabras y el mensaje de la Gobernadora del Banco de México.


Y antes de finalizar con las actividades del día de hoy, tengo algunas invitaciones para ustedes. Me gustaría muchísimo invitarlos a visitar el stand de Fundación Quiera, la fundación de la Asociación de Bancos de México, y que conozcan los resultados de 28 años de trabajo del apoyo más de 360 mil niños, jóvenes, colaboradores en su red de instituciones fortalecidas. Así que la invitación, ahí nos vemos en el stand de Fundación Quiera.


Invitarlos también a participar en el coctel de bienvenida que Banorte ofrece a los convencionistas, ahí nos vemos.


Y, bueno, agradecerles por supuesto, a todos los integrantes del presídium. Gracias por su presencia.


Y a cada uno de ustedes gracias de verdad por acompañarnos, nos saludamos muy pronto.


Muy buenas noches.


- - -o0o- - -






No hay comentarios:

Publicar un comentario