El mejor Mezcal

sábado, 29 de enero de 2022

Ante una cuesta de enero histórica, ¿qué pueden hacer las Pymes para sobrevivirla?

 

 

       El pago de obligaciones de fin de año, los gastos adicionales por el desarrollo de eventos, el aumento de precios provocado por la inflación histórica, así como la volatilidad de ingresos generada por una menor actividad comercial son algunas causas por las cuales el mes de enero representa un gran reto para las pymes mexicanas.

 

Ciudad de México, enero de 2022. Como cada inicio de año, la situación de caja de las pymes se ve afectada durante las primeras semanas. En 2022, el panorama pinta aún más complicado debido a que se inicia con una inflación de 7.36%, la más elevada desde 2001.

 

Las pymes son consideradas como el motor de trabajo de México pues, según datos de la Secretaría de Economía, existen cerca de 4 millones de empresas catalogadas como pymes en México, lo que representa el 99.8% del total de las empresas en el país y generan más del 70% del empleo.

 

Sin embargo, el INEGI señala que 1.6 millones de mipymes cerraron en los últimos dos años. Entre las principales causas están la baja disponibilidad y los altos costos para acceder a financiamientos, la falta de educación financiera, la poca planeación y los bajos niveles de digitalización.

 

Al respecto, Sebastián Kreis, Co-CEO y fundador de Xepelin, menciona que es necesario que las compañías tomen precauciones y anticipen situaciones extremas de caja, hasta que puedan recuperar su estabilidad entre cuentas por cobrar y cuentas por pagar.

 

El empresario resume en cinco las acciones que podrían salvar a las pymes de la cuesta de enero:

 

1.     Mantener la información financiera actualizada. En esta época del año se toman muchas decisiones importantes. Mantener la información financiera al día facilitará esta tarea, pues tener una visualización clara de la situación actual de la empresa permitirá conocer las áreas de oportunidad y sus limitantes.

 

2.     Establecer objetivos claros y tener un plan de acción. Lo mejor que se puede hacer a principios de año es establecer un plan de acción con metas a corto plazo, que permitan cumplir, en tiempo y forma, con todos los compromisos futuros como el pago a proveedores, el pago de salarios, las inversiones, etcétera.

 

3.     Gestionar deudas y acceder a financiamiento. Analizar las deudas es indispensable para conocer los gastos financieros que habrá durante los primeros meses del año. A partir de ahí se debe decidir si es necesario contar con nuevos servicios financieros que permitan solucionar huecos de capital sin la necesidad de incurrir en deudas importantes o de largo plazo.

 

4.     Digitalización financiera. Existe una correlación entre la incorporación de herramientas digitales y el crecimiento de las pymes pues les permiten automatizar distintos procesos dentro de la empresa, desde la mercadotecnia hasta las propias operaciones; hacen más eficiente la comunicación con clientes y proveedores y generan información en tiempo real para la toma de decisiones.

 

5.     Identificar oportunidades de ingreso adicionales. En caso de que hubiera volatilidad en los ingresos de fin de año o para aumentar los ingresos durante el año corriente por una posible pérdida de clientes, se recomienda identificar oportunidades de ingresos adicionales con actividades que estén dentro del mismo giro del negocio.

 

“El ecosistema emprendedor mexicano se está fortaleciendo. Pasó de ser un ecosistema local a un ecosistema internacional y se prevé que las exportaciones impulsen su desarrollo durante 2022. Para lograrlo, las pymes mexicanas deberán sortear con éxito los retos financieros que trae consigo el primer mes del año”, finalizó Kreis.

No hay comentarios:

Publicar un comentario