Entrada destacada

Alumnos del IPN desarrollan aplicación móvil para el fortalecimiento de las lenguas indígenas mexicanas.

Ciudad de México a 17 de mayo de 2022.-  El Instituto Politécnico Nacional (IPN) se coloca nuevamente a la vanguardia en el desarrollo de la...

lunes, 25 de abril de 2022

¡CONOCE CADA PRODUCTO DE LA LÍNEA DE MAQUILLAJE DE OLMOS Y FLORES X GLOWAHOLIC!

 

Los negociadores del Parlamento Europeo, de los Veintisiete y de la Comisión Europea han logrado esta madrugada un acuerdo político sobre la nueva Ley de Servicios Digitales (DSA) con la que tomar medidas contra contenidos ilegales difundidos en Internet y poner coto a la desinformación ‘online’.

Después de largos meses de negociación, un “acuerdo” fue alcanzado entre las instituciones europeas respecto a la Ley de Servicios Digitales (“Digital Services Act”, DSA), indicó en Twitter el comisario europeo de Mercado Interior, Thierry Breton.

“Este acuerdo es histórico”, se felicitó la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen.

“Nuestras nuevas reglas van a proteger a los usuarios en línea, a asegurar la libertad de expresión y las oportunidades para las empresas”, celebró.

“La DSA es una primicia mundial en materia de regulación digital”, señaló en un comunicado el Consejo Europeo, que representa a los 27 Estados miembros.

El texto “consagra el principio de que lo que es ilegal fuera de la red debe ser igualmente ilegal en la red. Busca proteger el espacio digital contra la difusión de contenidos ilícitos y garantizar la protección de los derechos fundamentales de los usuarios”, indicó.

Google, Amazon, Meta (la matriz de Facebook) o Twitter — identificados en el acuerdo como “las grandes plataformas y servicios digitales – a partir de ahora, tendrán que llevar a cabo un análisis anual “encaminado a reducir los riesgos asociados a la difusión de contenidos ilegales o la manipulación de servicios con impacto en los procesos democráticos y la seguridad pública”, informa Europa Press.

Introduce también el concepto de “responsabilidad algorítmica” por el que “la Comisión Europea, así como los estados miembros, tendrán acceso a los algoritmos de las grandes plataformas ‘online'”, obligadas a partir de ahora a eliminar los “productos, servicios o contenidos ilegales rápidamente después de que se hayan denunciado”.

En el corazón del proyecto radican las normas impuestas a las “plataformas muy grandes”, aquellas que cuenten con “más de 45 millones de usuarios activos” en la UE.

La lista de una veintena de empresas debe cerrarse todavía pero incluirá las llamadas GAFAM (Google, Apple, Facebook, Amazon y Microsoft), Twitter y probablemente TikTok, Zalando o Booking.

Serán auditadas una vez al año por organismos independientes y colocadas bajo vigilancia de la Comisión Europea que podrá imponer multas de hasta el 6% de sus ventas anuales en caso de infracciones repetidas.

No se conocen todavía los detalles exactos del paquete legislativo, porque está todavía sujeto a la revisión técnica de los juristas.

Una vez completado este proceso, las normas comenzarán a aplicarse 15 meses después de su publicación, aunque se ha previsto un periodo más flexible para la adaptación de las pequeñas empresas, y la Comisión propone observar los posibles efectos económicos de estas reglas para esta tipología.

Por el contrario, los gigantes de internet deberán cumplir con obligaciones más estrictas «en proporción con los importantes riesgos sociales que plantean al difundir contenido ilegal y dañino, incluida la desinformación», según el comunicado del Parlamento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario