El mejor Mezcal

martes, 16 de agosto de 2022

IMEF/agosto 2022. La confluencia de numerosos factores de gran impacto conforman un panorama económico difícil de entender y más aún de pronosticar.

 INSTITUTO MEXICANO DE EJECUTIVOS DE FINANZAS

BOLETÍN DE PRENSA MENSUAL

Mensajes Principales

 

·         La confluencia de numerosos factores de gran impacto conforman un panorama económico difícil de entender y más aún de pronosticar.

·         La economía global, en lo general, y la de varios países de elevada influencia, en lo particular, enfrenta un entorno adverso en el que intereses geo políticos anacrónicos están minando la cooperación internacional, al tiempo que la inflación ha resurgido como la principal amenaza para el funcionamiento de la economía y los mercados financieros.

·         Varios bancos centrales iniciaron tarde en su lucha contra la inflación debido a una lectura incorrecta y complaciente, implementando con prisa una corrección en su política monetaria que todavía luce insuficiente.

·         Al mismo tiempo, la actividad económica se ha debilitado en lo general, pero no sin presentar contrastes marcados que complican su lectura. En Estados Unidos, por ejemplo, se reportaron dos trimestres con contracción en el PIB, pero el mercado laboral continúa generando empleos a un ritmo acelerado y por arriba de lo esperado.

·         Está claro que la política monetaria de la Reserva Federal y de los principales bancos centrales del mundo continuará endureciéndose. Lo que no está claro es hasta dónde y a qué ritmo, por lo que el espacio para el error es grande.

·         La perspectiva prevaleciente es que una postura monetaria apenas restrictiva será suficiente para contener la inflación y lograr un “aterrizaje suave” de la economía. Sin embargo, al llegar el invierno sin el suministro de gas ruso a Europa, el alza de los precios de los combustibles provocaría un impacto inflacionario mayor, por lo que la política monetaria tendría que endurecerse mucho más allá de lo previsto, causando afectaciones de corto plazo sobre la actividad económica y abriendo la posibilidad para una recesión. 

En México, la economía luce básicamente estancada en los indicadores más recientes, al tiempo que la inflación ha alcanzado niveles no vistos en dos décadas, aun cuando Banco de México hace su trabajo al subir la tasa de interés de referencia con firmeza, luego de comenzar tarde al igual que otros bancos centrales.

·         El entorno de negocios ha seguido deteriorándose, no sólo por las condiciones externas, sino también por la inquietud que generan algunas decisiones de política pública, que en lugar de facillitar y promover la participación armoniosa de las fuerzas económicas del país crean obstáculos, complicaciones e incertidumbre.

·         Decisiones como transferir el control administrativo de la Guardia Nacional a la Secretaría de la Defensa Nacional, mediante un decreto que rebasa los cauces constitucionales establecidos, mina el Estado de derecho, piedra angular sobre la que descansa la sociedad, reduciendo la confianza y lastimando las perspectivas de crecimiento económico.

·         La posibilidad de aumentar los desencuentros comerciales con Estados Unidos y Canadá en el marco del TMEC generan una preocupación especial, ahora que han iniciado las consultas pedidas por nuestros socios comerciales, luego de diversas acciones del gobierno que contravienen lo acordado en el tratado. Las consecuencias económicas al debilitar el TMEC serían muy considerables para nuestro país y podrían recortar seriamente el potencial de crecimiento de los próximos lustros.

Hay que insistir que, a pesar de este panorama adverso, México tiene la oportunidad de generar una actividad económica más robusta para lograr el bienestar de nuestra población, pero esto requiere ajustar la visión y la estrategia del país fortaleciendo la integración económica con nuestros principales socios comerciales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario