Entrada destacada

MOLOTOV, DIVISION MINÚSCULA, DLD E INSPECTOR ESTARÁN PRESENTES EN EL FESTIVAL CITY 2022.

  Vive en día lleno de Rock en Querétaro, en la primera edición del Festival City 2022. One Shot Producciones presenta la primera...

lunes, 9 de mayo de 2022

Recetas electrónicas interoperables: innovación al servicio de la salud


Ciudad de México, abril de 2022. La automedicación ha sido una de las primeras opciones para atender padecimientos aparentemente sencillos, antes de que las consultas médicas fueran tan comunes como en la actualidad. Sin embargo, tras darse a conocer los riesgos de esta práctica, las autoridades de distintos países implementaron medidas para evitarla. En México, a partir de 2010 la venta de antibióticos se limita a quienes llevan receta médica, en principio, en papel. Pero hoy existe una alternativa mucho más segura, rastreable, que protege mejor a los pacientes y es igualmente válida: las recetas electrónicas.

Desde el inicio, el objetivo detrás del cambio legal fue evitar la automedicación, a la que recurren el 78% de los mexicanos aún después de emitida esta regulación. De hecho, la OMS ha señalado el abuso de antibióticos y la resistencia a los antimicrobianos como una de las principales preocupaciones en cuestión de salud pública. No obstante, existen otros obstáculos que han ido en contra de esta meta común.

Aunque las recetas médicas deben cumplir con ciertas condiciones por ley, no han sido totalmente infalsificables. Era muy complicado que un establecimiento pudiera llevar el control estricto de los documentos en papel, sobre todo si no había interconexión con otras farmacias, incluso de otras cadenas o dueños.

“Desde hace algunos años, la innovación tecnológica ha permitido que en otros países se extiendan las recetas electrónicas: son infalsificables, no se pueden duplicar ni surtir más veces de las necesarias y son interoperables, es decir, son válidas en múltiples establecimientos, con los mismos candados de seguridad. En Estados Unidos, por ejemplo, en 2017 un 66% de las recetas eran electrónicas. En 2020, esta cifra alcanzó el 84%”, comentó Bruno Valera, fundador y CEO de Medikit, la primera empresa privada en México en ofrecer estas recetas.

Desde 2017, Medikit ofrece recetas electrónicas interoperables y expedientes electrónicos a través de su propia plataforma, que da servicio a empresas, clínicas y hospitales. De forma paralela, la compañía celebra acuerdos con farmacias y laboratorios, y ha afiliado ya a más de 210 mil profesionales de la salud. Esto se traduce en que los médicos emiten recetas en la plataforma desarrollada y administrada por Medikit y los pacientes pueden surtirlas de manera segura en cualquiera de los más de 12 mil puntos de venta aliados, con descuentos y beneficios.

“Según el Global Innovation Index, México se ubica en el lugar 55, por debajo de Serbia. Esto debe verse como un enorme campo de oportunidad para emprender, investigar e innovar, pero entendiendo que toda idea debe tener un objetivo. Para nosotros es beneficiar a los pacientes, combatir la automedicación y cuidar el gasto de bolsillo de las personas”, añadió Valera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario