Restaurante Porter Polanco

miércoles, 28 de marzo de 2018

América Latina y el Caribe: Ingresos tributarios se recuperarían luego de caer ligeramente en 2016



Logos Estadísticas Tributarias en América Latina y el Caribe
27/03/2018 – Los ingresos tributarios en América Latina y el Caribe (ALC) cayeron en 2016, disminuyendo más allá de los niveles promedio de los países de la OCDE, aunque se espera que se recuperen en los próximos años, según el informe Estadísticas Tributarias en América Latina y el Caribe 2018. La presión tributaria promedio fue de 22.7% del PIB en 2016, lo que implica una caída de 0.3 puntos porcentuales desde 2015, indica el reporte.

La disminución de 2016 refleja el ambiente económico general en la región de ALC, en donde el crecimiento del PIB se ralentizó entre 2012 y 2016. Los menores precios de los productos básicos lideraron en parte esta desaceleración y fueron un elemento determinante de la tendencia en los ingresos en los países de ALC. Se espera que la declinación de los ingresos tributarios como porcentaje del PIB se revierta en los próximos años gracias a una recuperación del precio de los productos básicos y a una mejora en el clima económico, ya que se pronostica que el crecimiento del PIB en ALC se ubicará entre el 2% y el 2.5% en 2018.

Lanzado durante el XXX Seminario Regional de Política Fiscal en Santiago, Chile, el informe cubre 25 países de ALC e incluye a Guyana por primera vez. Fue producido conjuntamente por el Centro Interamericano de Administraciones Tributarias (CIAT), la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el Centro de Política y Administración Tributaria de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) y el Centro de Desarrollo de la OCDE.

Principales hallazgos
  • Entre 2015 y 2016, la presión tributaria promedio en la región de ALC disminuyó en 0.3 puntos porcentuales hasta el 22.7% del PIB. En el área OCDE, la tasa se incrementó en 0.3 puntos porcentuales hasta el 34.3% del PIB.
  • En 2016, la presión tributaria de los 25 países cubiertos en el reporte varió desde el 12.6% del PIB en Guatemala al 41.7% del PIB en Cuba. Barbados y Brasil tuvieron la presión tributaria más alta luego de Cuba, con 32.2% del PIB, mientras que República Dominicana (con 13.7% del PIB) y Venezuela (14.4% del PIB) marcaron las menores presiones tributarias después de Guatemala.
  • En 2016, los ingresos tributarios como porcentaje del PIB declinaron en casi la mitad de los países considerados en el estudio, mientras que en 2015 se registaron disminuciones solo en cuatro países.
  • La caída en la proporción de impuestos del PIB promedio en ALC durante 2016 estuvo motivada por una disminución en los ingresos por impuestos a la renta de 0.2 puntos porcentuales, que se debió a un menor ingreso por concepto del impuesto sobre la renta corporativa.
  • En 2016, el impuesto al valor agregado (IVA) fue la mayor fuente de ingresos tributarios en la región de ALC (29.3% del total de ingresos tributarios), seguido por los ingresos provenientes de impuestos a la renta y ganancias (27.3%) y de otros impuestos sobre bienes y servicios (21.2%). Esto representa un movimiento hacia impuestos con valor agregado y se aleja de los impuestos basados en la renta y las ganancias.

Secciones especiales
El informe de este año contiene dos secciones especiales. La primera identifica tendencias en los ingresos fiscales de 12 países exportadores de productos básicos basados en recursos naturales no renovables en la región de ALC durante 2016 y 2017. Sus principales hallazgos son:
  • Los ingresos fiscales provenientes de recursos naturales no renovables continuaron cayendo en promedio en los 12 países exportadores de productos básicos en ALC, desde el 3.5% del PIB en 2015 al 2.3% en 2016.
  • Los ingresos relacionados a hidrocarburos explicaron esta disminución - cayendo en promedio del 5.0% del PIB en 2015 al 3.4% en 2016 en los diez países exportadores de petróleo de la región - como resultado de una declinación gradual en los precios del crudo, menores ganancias de los principales productores de petróleo y una brusca contracción de la producción regional.
  • Los ingresos mineros, por el contrario, se mantuvieron relativamente estables en alrededor del 0.4% del PIB como promedio en diez países productores de minerales. La recaudación del impuesto a la renta corporativa en este sector siguió cayendo, lo que refleja en parte las sustanciales pérdidas registradas en 2015.
  • En general, la dependencia de la región de los recursos naturales no renovables declinó significativamente entre 2010 y 2016, lo que refleja la dinámica del mercado de los productos básicos y una mayor movilización de ingresos provenientes de otras fuentes como el IVA y el impuesto a la renta.
La segunda sección especial examina los impuestos a la renta en países seleccionados de América Latina entre 1940 y 2016. Sus principales conclusiones son:
  • El grado de redistribución del ingreso alcanzado por el impuesto a la renta personal (IRP) en estos países de la región de ALC es mucho menor que en la Unión Europea y la OCDE, lo que significa que el impacto del IRP en la desigualdad de la región de ALC es más débil.
  • Esto refleja en parte el relativamente bajo nivel de ingresos por concepto de IRP en América Latina, producto de una estrecha base impositiva y bajas tasas marginales maximas, así como altas tasas de evasión impositiva.
  • En años recientes, varios países de América Latina han llevado a cabo reformas tributarias enfocadas en la igualdad, que están mostrando tempranos signos de progreso en términos de conseguir recaudaciones más altas y una mejorada redistribución del ingreso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario